¿Cuántas horas debe dormir un bebé?

Descubre todo lo que necesitas saber sobre el sueño de tu bebé y la rutina correcta para lograr que duerma todo lo que necesita y sin dificultades

Un buen patrón de sueño es fundamental para tu bebé y para ti

Desde el momento en el que un bebé nace este empieza a crear su patrón de sueño, el cual es necesario para el buen desarrollo de tu pequeño en los primeros meses de su vida. Debes tener presente que los recién nacidos no saben lo que es el día o la noche, solo se despiertan para comer.

Cabe destacar que, los bebés recién nacidos duermen entre 14 y 17 horas en esta etapa.

Los bebés que se amamantan se despiertan cada 2 o 3 horas mientas que los que se alimentan por formulas suelen despertarse cada 5 horas aproximadamente. Por lo tanto, los primeros meses de nacimiento son los más complicados y difíciles para los padres.

Inclusive, podemos decir que, los padres constantemente se ven cansados durante este tiempo, es un momento un tanto complicado y en el que requieren mucha ayuda, pero cuando menos lo piensen este tiempo habrá pasado.

Por otro lado, desde los seis a los nueve meses los lapsos de vigilia en el día se extienden con pocos intervalos de sueño. Podemos decir que, a los doce meses casi el ochenta por ciento del sueño del bebé se acumula para las horas de la noche.

Este es un proceso espontaneo que no puede forzarse, pero cuando se expone el niño a la luz y a los sonidos de la casa y por la noche a la oscuridad y al silencio. Eso los ayudara a entender un poco cuando es el momento de descansar y cuanto no.

¿La rutina ayuda a dormir a nuestros bebés?

Debes saber que, los pequeños rituales favorecen a calmar la ansiedad de los niños, por ejemplo, tener un tono de voz bajo al hablarles, tener poca intensidad de luz a la hora de ir a la cama, un baño con agua tibia…

La verdad es que son muchas las cosas que pueden favorecernos para ayudar a nuestros pequeños a dormir plácidamente. Por lo que, los gestos anteriormente nombrados van a recordarle a tu bebé que se acerca la hora de dormir. Van a sentirse seguros y muy protegidos durante sus horas de sueño.

El fin que se desea alcanzar es transmitir al niño tranquilidad y paz. Debemos decir que, las rutinas con prontitudes no son muy convenientes, y tampoco las que son muy elaboradas.

Nuestros hijos necesitan estar y sentirse cómodos para ir a la cama, por eso es necesario que mantengas una rutina adecuada a la cual tu pequeño se ajuste muy bien. Poco a poco tu bebé se acostumbrará.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...