Cuándo y cómo introducir el huevo en la dieta del bebé

El huevo contiene alérgenos en sus proteínas, por eso se debe introducir a partir de los 10 meses (hay pediatras que lo recomiendan antes, pero no hay prisa) en pequeñas cantidades para comprobar que no provoca ningún problema, y se debe empezar por la yema.

Huevo en la dieta del bebé

A partir de los 6 meses el bebé inicia un avance en su alimentación, de alimentarse con lactancia materna exclusivamente (o leche de fórmula), pasará a tomar frutas, verduras, carne blanca y roja, pescado, huevos, legumbres… Hoy nos detenemos en un alimento que provoca algunas dudas y miedos, vamos a ver cuándo y cómo introducir el huevo en la dieta del bebé.

Aunque puede haber ciertas diferencias entre las recomendaciones de los pediatras, lo habitual es que el huevo se introduzca a partir de los 9-10 meses (nuestro pediatra recomienda a los 10 meses). El huevo es un excelente alimento, pero sus proteínas contienen alérgenos, principalmente la clara, la yema también los tiene pero en menor proporción.

Para empezar a introducir el huevo en la dieta del bebé se suele recomendar incorporar un cuarto de la yema cocida en la papilla de verduras, es decir, se hace un huevo duro, bien cocido, y la yema se corta en cuartos, uno de esos cuartos se puede introducir en la papilla de verduras y carne o pescado.

Una vez que se ha constatado que tras la ingesta de yema de huevo en tres o cuatro ocasiones no ha habido ninguna reacción alérgica, se puede ir aumentando la cantidad poco a poco, media yema, tres cuartos de yema y hasta la yema entera, pero sin prisas.

La clara de huevo no se recomienda dar hasta los 11 meses, y se realizará del mismo modo, una pequeña porción de un huevo duro se puede añadir a la papilla de verduras, si en dos o tres ocasiones se constata que no provoca alergia, se puede ir añadiendo más cantidad hasta poder incluir la totalidad del huevo, con lo que este alimento podrá sustituir a otros alimentos proteicos, como la carne o el pescado.

Los bebés siempre deben comer los huevos bien hechos, bien cuajados, por lo que se recomienda que se preparen cocidos, huevos duros, porque además permite separar la clara de la yema y utilizar la cantidad deseada. Y cuando puedan comer el huevo entero también podrán tomar tortilla bien cuajada.

Foto | Carol VanHook

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...