Como puedes ayudar a tu niño, a que le pierda el miedo al agua

El miedo al agua, es uno de los temores más comunes en los niños pequeños.
Existen algunos consejos que puedes seguir para ayudarle a tu niño, a perderle el miedo al agua y que pueda disfrutar de ella.
En este post, te mostraré cuales son los juegos que puedes realizar con él y que consejos seguir para ayudarlo a superar ese temor.

El miedo al agua es uno de los temores más frecuentes

El miedo al agua es uno de los temores más frecuentes

Aunque hay muchos pequeños que les fascina el agua, y se sienten con pez en ella, hay otros, que por diversos motivos, le tienen terror al agua.

Y esto, es algo que angustia al pequeño, pero quizá aún más a los papás que no saben como afrontar esta situación y que hacer para ayudar a su niño a que le pierda el miedo al agua.

Los motivos por los cuales un niño le tiene miedo al agua, pueden ser varios: una mala experiencia previa, inseguridad física por no saber que hacer dentro del agua, o por temor a lo desconocido.

Al respecto, hay algunos consejos que puedes tener en cuenta, que con seguridad pueden serte de gran ayuda.

En primer lugar, no lo presiones con el hecho de que a toda costa, tiene que meterse en el agua.


Tampoco lo pongas en ridículo ni avergüences, diciéndole como los otros niños no tienen problemas en meterse en la piscina y él sí.

No lo tires al agua sin su consentimiento, ya que esto puede producir el efecto contrario, provocando en el pequeño, aún un mayor rechazo.

Hay algunos juegos que puedes realizar para ayudarle a perder el miedo

Hay algunos juegos que puedes realizar para ayudarle a perder el miedo

En cambio, la paciencia y comprensión, serán tus mejores aliadas para ayudar a tu pequeño a superar el temor al agua.

Lo que puedes hacer, es explicarle que es el agua, para que sirve, y lo divertido que puede resultar jugar en ella.

Premiarlo y motivarlo cada vez que se anime a meter aunque sea una pequeña parte de su cuerpo. Recompensarlo con algo que le guste, cada vez que lo haga.

Una de las mejores maneras para que el niño le vaya perdiendo el miedo al agua, es hacerlo sentar en el borde de la piscina, para que patalee, hacerlo que se moje las manos y la cara y motivarlo a que imite nuestro comportamiento, ya verás como de a poco, se va animando más y más.

Generalmente, estos temores, suelen ser pasajeros y con tiempo y paciencia, el niño logra superarlos, no obstante si el temor al agua persiste o se torna más intenso, es conveniente que realices una consulta con un psicólogo infantil, para que te oriente al respecto.

Espero que estos simples consejos te sean de utilidad para ayudar a tu niño y ¡que todos puedan disfrutar del agua!

Foto 1 de Pablot
Foto 2 de quephone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...