Cómo facilitar la salida de los gases en los bebés

Los pequeños, por el desarrollo de su sistema digestivo pueden presentar problemas a la hora de expulsar bien los gases. Por eso hoy te ayudamos a que les ayudes con algunos trucos.

alimentos bebé

Los bebés tienen el mismo sistema de órganos que los adultos. Sin embargo, el suyo se encuentra en pleno desarrollo, y es por eso que algunas funciones vitales requieren de ayuda para poder ser llevadas a cabo. En este caso, precisamente los gases son una de ellas y de ello es de lo que queremos hablarte hoy, porque vamos a intentar exponer algunos consejos básicos acerca de la posibilidad de cambiar de posturas y la utilización de determinados accesorios. La verdad es que para las madres con experiencia, puede que todos estos trucos de hoy le sean realmente conocidos, pero a las primerizas siempre les vienen bien estas ideas básicas.

Los dos primeros consejos tienen que ver con la preocupación que suelen tener las madres primerizas acerca del hecho de que el bebé eructe. En realidad, que el pequeño expulse los gases es fundamental, pero no todos los niños lo hacen de igual manera. Si no escuchas el sonido, no implica que no haya expulsado los gases, puesto que en ocasiones, éste se produce sin sonido alguno. Además, tampoco hay que hacerle eructar cada tiempo determinado, sino que hay que procurar adaptarse al bebé según su caso. ¿Cómo? Pues si notamos que el niño está inquieto, entonces sí nos deberíamos mostrar preocupadas de cara a hacer que expulse los gases.

Otro de los síntomas a tener en cuenta a la hora de preocuparnos por los eructos es el hecho de que el bebé vomite. Si lo hace a menudo, sobre todo tras cada toma, implica que no ha sido capaz de deshacerse del aire que le sobra. Y es ahí cuando deberías procurar buscar una postura más idónea para su alimentación. La más recomendada es aquella en la que el niño reposa sobre el pecho, ya que para la madre es muy cómoda y permite sostenerlo con seguridad, y en ella el bebé está en una posición óptima para liberarse de los gases.

Pero como decíamos, cada bebé es un mundo y hay más opciones a la hora de conseguir que el pequeño eructe con facilidad. Se puede probar a sostener el bebé boca abajo en un brazo, de tal manera que el aire sale casi por si solo. Cuando el bebé ya ha crecido, y es capaz de mantenerse sentado, también suele ser una buena posición para conseguir el objetivo de que no se acumulen los gases. ¿Con cuál de ellas te quedas? ¿Las has probado todas?

Imagen: Frank Avitia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...