Collares de lactancia NiHaMa

Los collares de lactancia son un estímulo para los bebés, además se pueden utilizar como mordedores (en algunos casos) durante la dentición, o como un juguete durante el porteo.

Collar de lactancia

Un collar de lactancia es un excelente complemento para las mamás y para sus bebés, no es un simple elemento decorativo, tiene distintos objetivos según la etapa en la que se encuentre el bebé. Además, no sólo está indicado para las madres que dan el pecho, también lo pueden usar las mamás que alimentan a su pequeño con biberón.

Durante las tomas, los bebés tienen la tendencia de querer agarrarse a la madre y suelen coger la ropa, el pelo si está largo, una cadena o collar normal si se lleva puesto… Así que ¿por qué no facilitarle algo que le proporcione más confort mientras se alimenta? Los collares de lactancia más demandados son los elaborados con materiales naturales, normalmente de madera y algodón.

En la foto podéis ver un ejemplo, suelen se collares con bolitas de madera que están recubiertas con hilo de algodón a ganchillo. Hay infinidad de diseños, pues son muchas las mamás que se han aficionado a la fabricación de estos collares y los venden a través de internet.

Un ejemplo es el que os traemos hoy, son los collares de lactancias NiHaMa, una mamá que empezó haciendo estos collares como hobby y ahora dispone de una tienda en internet que podéis consultar aquí, ofrece un amplio catálogo de collares de lactancia, por lo que es fácil que haya para todos los gustos. Incluso se pueden realizar peticiones especiales.

El collar de lactancia se puede usar durante todo el periodo de lactancia del bebé, a medida que crece, el pequeño encontrará distintos beneficios. Además de estimular el tacto y la vista, y de entretenerle mientras se alimenta, lo puede utilizar como mordedor cuando llega el periodo de la dentición.

Estos collares también son recomendados para las madres porteadoras, pues el bebé tiene el estímulo del collar delante suyo en todo momento, lo tocará, jugará con él, lo explorará…

Los collares de lactancia deben elegirse con la posibilidad de graduar la longitud, a veces puede ser necesario llevarlo más largo y otras veces más corto. También conviene que tenga distintas texturas, y bolas de distintos tamaños y colores, además de piezas con distintas formas.

El mantenimiento de estos collares es sencillo, un lavado a mano con jabón suave y listo, al menos en los que hemos visto de NiHaMa. Si buscáis un collar de lactancia no dejéis de consultar el catálogo, seguro que os gustará más de uno, y sobre el precio de estos collares, hay desde 10 euros y hasta 27 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...