Adopciones internacionales

Las adopciones internacionales son un proceso largo y muchas veces duro para los padres. Las condiciones de cada país hacen que el tiempo, los requisitos y la documentación a aportar cambien. Hay que recordar también que se trata de un proceso caro que necesita de viajes al país de origen del niño. China, Rusia y Colombia son tres de los paises con mayor volumen de adopciones internacionales. Antes de formalizar la solicitud, debes pasar por una serie de exámenes psicológicos que evaluarán tu idoneidad para adoptar.

La adopción internacional es un proceso largo

Adoptar es muchas veces un proceso delicado que requiere de mucho tiempo y dinero. También es un proceso burocrático complicado que necesita paciencia y, sobre todo, información veraz y útil. Muchos padres se sienten desorientados y no saben muy bien cómo proceder ante la voluntad de adoptar un niño en el extranjero. El primer paso es acudir a la Consejería de Bienestar Social más cercana y formalizar una solicitud, entregando los papeles pertinentes. Además de documentos acreditativos, se necesitarán algunos datos de carácter personal para que las autoridades puedan evaluar la idoneidad de los padres. Debes saber que actualmente es posible solicitar una adopción regional al mismo tiempo que se tramita la adopción internacional. Al haberse alargado tanto los plazos debido al incremento de la demanda, se os ofrece una doble opción.

Después de formalizar la solicitud es obligatorio que los padres realicen un curso de formación en adopciones internacionales. Dicho curso se estructura en cuatro sesiones, distribuidas en dos semanas, de unas tres horas de duración cada una. Este paso, además de ser obligatorio, es necesario para que los progenitores sepan los riesgos y deberes que comporta una adopción de este tipo. Por otro lado, en el proceso surgirán muchas dudas y desasosiegos, por lo tanto es importante tener a alguien experto en la materia que os pueda guiar.

Tras la finalización de los cursos se valorará definitivamente qué familias son idóneas a través de un estudio psicosocial de las mismas. Si el examen es positivo, las solicitudes se tramitarán automáticamente. Es en este momento cuando los adoptantes deben elegir cuál es el país donde se iniciará el proceso de adopción. La Consejería de Bienestar estudiará contigo las condiciones del país y el proceso a seguir. Cuando las dos partes lleguen a una conformidad, la solicitud se hará oficial.

El proceso puede ser largo, dependiendo del país donde se tramite la solicitud. En función de la normativa de cada estado, se harán una serie de seguimientos a los padres con tal de ver si cumplen los requisitos específicos exigidos  por cada país. La adopción tardará un mínimo de un año y un máximo de cinco. A continuación os enumeramos algunos de los países con mayor volumen de demandas y las particularidades de cada uno:

China, uno de los países más exigentes

China, uno de los países más exigentes

China: los padres que ya han pasado por el trámite de la adopción recomiendan que el dossier con la documentación que se envíe al país debe de estar en perfecto estado, tanto en contenido como en presentación. Por otro lado, los requisitos económicos , sociales y médicos son bastante exhaustivos. No aceptan matrimonios de menos de dos años y tampoco padres menores de 30 o mayores de 50.

Rusia: Los plazos suelen ser más reducidos y se admite la adopción de familias monoparentales, pese a que los hombres solos suelen tener bastantes problemas. Se deberán hacer dos viajes al país, un viaje inicial de una semana para conocer al niño y otro pasados los cuatro o cinco meses para asistir al juicio de la adopción. Esta estancia se prolongará por tres semanas.

Colombia: para adoptar un niño colombiano debes tener entre 25 y 55 años. Se admiten matrimonios heterosexuales, parejas de hecho con una convivencia de dos años y también personas solteras, viudas o separadas. El coste de la adopción es bastante más reducido que en los dos anteriores paises, pero el tiempo de espera para un bebé puede ampliarse hasta tres años. Para los niños de entre 6 y 7 años el proceso se acorta a los seis meses.

Si estás pensando en adoptar, lo importante es que te documentes al máximo y, sobretodo, que te armes de paciencia. Se trata de un proceso largo donde se te va a mirar con lupa, donde te encontrarás con momentos de frustración y donde muchas veces querrás tirar la tohalla. Pero piensa que el resultado merecerá la pena.

Madre e hija por The Dilly Lama

Niño chino por tiffanywashko

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...