Yogur natural y sus beneficios para los niños

Los yogur naturales son realmente beneficiosos para los más pequeños de la casa, sin duda le dan los nutrientes que ellos necesitan a su corta edad

¿Pueden los niños comer yogur natural?

El cuidado de los niños es un trabajo que en ocasiones resulta complicado, pero que a su vez también es muy satisfactorio. Quienes han vivido la oportunidad, han testificado múltiples veces que no hay nada más gratificante que tener la total seguridad de que se está haciendo un gran trabajo con los hijos, y una gran parte de dicha labor, está en planificar una buena la alimentación en la que se incluyen normalmente lácteos como el yogur.

Esta tarea es bastante importante, ya que de ella depende que los niños puedan crecer de forma saludable y desarrollarse de la mejor manera posible. Con energía, las defensas altas y estando menos propensos a las enfermedades más comunes. Los padres primerizos suelen buscar ayuda constantemente en cuanto a este tema, ya que para algunos no resulta sencillo. Y es por eso que hoy queremos hablarte de uno de los alimentos estrella: el yogurt en la alimentación infantil.

Una de las principales razones por las que se complica esta tarea, es el hecho de que los alimentos más deliciosos, suelen ser bastante dañinos. Y estos son los que los niños están reclamando cada momento a sus padres. Una de las salidas para resolver este problema es el yogur natural, ya que tiene un excelente sabor y además es muy saludable. Combinado con frutas naturales puede ser una merienda, un desayuno o un postre ideal.

Es una excelente fuente de energía

Esta es una de las principales ventajas que proporciona este tipo de alimento, ya que sus componentes permiten que los niños puedan ser provistos de mucha energía. Esto se debe a que está científicamente comprobado que el yogur, especialmente el natural es una gran fuente de proteínas, lo que también contribuye con el desarrollo del sistema muscular de los niños.

Según las explicaciones que han hecho muchos pediatras en reiteradas ocasiones, es recomendable que los padres den a sus hijos una dosis moderada de yogur natural en el desayuno, sobre todo cuando van a asistir a alguna actividad, ya que puede contribuir a que los niños se mantengan con energía durante el resto del día. 

Además de las proteínas, el yogur contiene fósforo y calcio

Esta es otra de las riquezas con las que cuenta el yogur, en especial el natural, y esto es bastante positivo para la salud de los infantes, ya que el calcio puede contribuir positivamente con el fortalecimiento de los huesos y los dientes. El fósforo también ayuda a que estas áreas se mantengan con bastante vigor.

Además de ayuda en el crecimiento, los componentes anteriormente mencionados, con los que cuenta el yogur, también ayudan a prevenir la pérdida ósea en el futuro. Aunque el calcio y el fósforo también se encuentren en otros alimentos como la leche, muchos expertos afirman que el yogur contiene índices mucho más elevados, y es más fácil de asimilar para los niños.

Su gran sabor permite que sea el sustituto perfecto para los postres que contiene mucho más azúcar

Este es uno de los beneficios más convenientes para los padres, ya que uno de los principales problemas que pueden ocurrir al alimentar a un niño, es que se resista comer, debido a que no disfruten del sabor. En muchas ocasiones, esto genera que los infantes tengan muchos deseos de consumir dulces, que pueden ser muy dañinos a corto y largo plazo.

Para resolver esta cuestión, el yogur es una excelente opción, debido a que en muchas ocasiones también tiene un sabor dulce, aunque no contiene tanto azúcar como la mayoría de golosinas preferidas por los pequeños. Servir yogur a la hora del postre puede representar un gran alivio para los padres, ya que los hijos estarán disfrutando de un delicioso plato, mientras cuidan su salud.

Es un alimento muy versátil

Además de todo lo que ha sido mencionado anteriormente, otra de las virtudes de este alimento, es el hecho de que es muy versátil en la cocina. Existen una gran cantidad de recetas conocidas, en las que se puede combinar el yogur con otros alimentos. De hecho, cocinas mediterráneas como la griega están acostumbradas a disfrutarlo no solo en dulce o como postre, sino como la base de salsas, untables y otros que se disfrutan como salado y en plato principal.

Volviendo a los platos más habituales de nuestra gastronomía, una de las combinaciones más famosas en el mundo, es el yogur natural con fresas. Juntar estos dos alimentos, puede suponer una mezcla ideal de proteínas, hidratos y con un sabor al que los pequeños se resistirán con gran dificultad. Además de la fresa, también hay muchas otras frutas que pueden ser combinadas con yogur natural para crear un delicioso plato. Piñas, papayas, granolas, frutos rojos, entre muchas otras, son las frutas que combinan bien con este rico, versátil, y en muchas ocasiones, bastante asequible alimento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...