[Vídeo] Un padre castiga a su hijo por ser un acosador escolar

En este vídeo podéis ver el castigo que ha impuesto un padre a su hijo por ser un acosador, el niño ha tenido que correr cada día 1’6 kilómetros desde su casa a la escuela todas las mañanas, al no poder utilizar el autobús escolar porque fue expulsado durante tres días por acosar a sus compañeros durante el trayecto.

bullying

El acoso escolar en un grave y creciente problema en España y en otros países, son muchos los niños que sufren bullying a diario y la mayoría no cuentan a sus padres el problema, aunque existen excepciones como este caso, en el que una madre era conocedora del problema y realizaba un llamamiento desesperado de ayuda porque temía por la vida de su hijo.

¿Qué hace un padre cuando se entera de que su hijo es un acosador?, posiblemente habrá reacciones de todo tipo, una charla, acudir a un psicólogo, no darle importancia o llevar a la práctica otros métodos disuasorios para que su hijo deje de ser un “matón”. Este es el caso de un padre del Reino Unido que decidió castigar a su hijo por ser un acosador escolar.

Bryan Thornhill es el padre de un niño en edad escolar y descubrió que el pequeño estaba intimidando a sus compañeros de clase en los trayectos que realizaba el autobús escolar, parece ser que el niño fue sancionado por la escuela para que no utilizara el autobús durante tres días, por lo que el padre decidió castigarlo de un modo peculiar, obligándole a realizar el camino a la escuela corriendo, sin importar si estaba lloviendo, tal y como podéis ver en el vídeo.

Durante una semana el niño tuvo que realizar el trayecto de su casa a la escuela corriendo, aproximadamente una distancia de 1’6 kilómetros. El padre se toma el castigo con humor, ironizando sobre la buena forma física del niño, pero reconociendo que quizá hacer correr al pequeño bajo la lluvia era un poco grosero, aunque un poco de agua no le haría daño.

Parece que el castigo ha funcionado, ya que afirma que el comportamiento del niño ha mejorado, su maestro ha aprobado el comportamiento que ha tenido a partir del castigo recibido. El niño no se ha metido en problemas y no ha acosado a sus compañeros, e invita a que otros padres actúen como padres y no como amigos para poner freno a este tipo de comportamientos.

Pero lo cierto es que el castigo no es el mejor modo de actuar, quién sabe qué se le pasa por la mente al menor, la situación puede causar frustración y a la larga agravar el problema, por lo que una medida que parece funcionar a corto plazo, podría estar gestando un niño más agresivo y acosador.

El vídeo sobre el particular castigo se ha viralizado en Facebook y en los comentarios hay todo tipo de opiniones, hay quienes aplauden la iniciativa y quienes la condenan. ¿Qué opináis sobre el tema?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...