[Vídeo] Un niño autista de 10 años arrestado por la policía en Estados Unidos

Lo vemos y no lo creemos, la policía de Florida (Estados Unidos) detiene a un niño autista de 10 años en el colegio, colocándole las esposas y llevándolo en el coche policial, por un supuesto delito de agresión contra su tutor el año pasado. Tras conocer la historia, no nos queda duda, el tutor debería ser inhabilitado y la policía debería recibir información sobre lo que es el autismo.

Autismo infantil

No damos crédito a lo que podemos ver en este vídeo, se trata del arresto de un niño autista de 10 años por la policía de Estados Unidos, concretamente de Florida. Al niño se le saca de la clase y se le arresta poniéndole las esposas como si se tratase de un criminal por un incidente que se produjo en el año 2016 y que posiblemente guarde relación con su trastorno.

Parece ser que el pequeño Josh Benjamin, al que se le diagnosticó autismo hace un par de años, fue denunciado por su tutor por agresión. Según la denuncia, el pequeño estaba en una clase comportándose de modo inapropiado, tirando bolas de papel y golpeando a los compañeros de clase. Ante esta situación, se le pidió que saliera del aula hasta que se calmara, algo a lo que el pequeño se negó.

Cuando el tutor lo sujetó para llevarlo fuera de clase, el niño se defendió dándole golpes, patadas y arañazos. Quizá lo que habría que hacer es denunciar al tutor que no parece ser consciente de las necesidades del pequeño, teniendo mucha sangre fría para denunciarlo y que sea detenido, algo que puede percibir de un modo impactante y traumatizarle, basta ver su cara y escuchar lo que dice. Hay que comentar que el pequeño sigue un plan educativo personalizado desde que se le diagnosticó autismo y le fue asignado ese tutor que le ha denunciado.

Lo peor es que la madre estaba delante en todo momento, la razón de que estuviera en la escuela es la convocatoria que recibió su hijo para las pruebas estatales de nivel, mientras madre e hijo estaban en el colegio, se presentó la policía y llevó al pequeño a una sala. La madre grabo toda la escena, el niño dice una y otra vez que no quiere que le toquen, no le gusta que le toquen, es evidente que no comprende nada de lo que está ocurriendo.

Para la madre ha tenido que ser duro ver cómo ponían a su hijo las esposas como si fuera un vulgar criminal, la policía demuestra tener falta de tacto, poco criterio y no tener dos dedos de frente. En definitiva, el niño fue conducido a un centro para menores y tuvo que pasar un día recluido, ahora es necesario esperar al juicio, el Fiscal del caso manifiesta que tendrá en cuenta las necesidades especiales del niño, palabras sin sentido, ya que lo correcto habría sido archivar la denuncia.

Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en el periódico digital WNCN.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...