[Vídeo] Un gato tranquiliza a un niño que tiene una crisis sensorial

Son muchos los beneficios que ofrecen los animales de compañía a niños autistas, con problemas para procesar las emociones, etc. Hoy podéis ver un vídeo en el que un gato tranquiliza a un niño que tiene una crisis sensorial en apenas un minuto, no es extraño que el vídeo se haya viralizado en las redes sociales.

Animales de compañía

Una madre ha compartido en las redes sociales una situación insólita y curiosa donde podemos ver cómo un gato tranquiliza a un niño que tiene una crisis sensorial. Al parecer, el niño sufre un trastorno del procesamiento sensorial, un problema que se caracteriza por percibir la información que proporcionan todas las sensaciones que proceden del cuerpo y del mundo exterior de una manera confusa, afectando al nivel de alerta, atención, autorregulación, etc.

Muchos podrían confundir la crisis sensorial del pequeño Jayden Denton con un simple berrinche, ya que existe gran similitud en una primera impresión, pero observando detenidamente, existen varias diferencias, en el caso de un berrinche, el niño sufre un arrebato emocional cuando intenta conseguir algo y no alcanza su objetivo. En una crisis sensorial, se produce una reacción adversa cuando los niños son expuestos (sus sentidos) a una gran cantidad de información que no puede procesar, sabores, texturas, luces, sonidos, interacciones, etc.

El niño tiene arrebatos de llanto incontrolables si se pone triste, está nervioso, no comprende algo… su familia intenta ayudarle para que se sienta lo más cómodo y tranquilo posible, aunque esto es algo complicado, en ocasiones. Sin embargo, y curiosamente, el gato de esta historia que se llama Kitty, logra que el niño se calme y se disipe la crisis, podéis ver cómo en ese momento de mayor expresión de la crisis sensorial, el gato se acerca al niño y empieza a hacerle mimos lamiéndole la cabeza y arrimándose a él.

En cuestión de muy poco tiempo el niño se tranquiliza y empieza a acariciar al gato, el gato deja de darle mimos y se tumba con él, es un ejemplo más de los beneficios que pueden ofrecer los animales de compañía. El pequeño reacciona de nuevo con normalidad hablando con su madre como si no hubiera ocurrido nada, la crisis ha remitido y todo gracias al cariño del gato.

La madre ha explicado que el gato es adoptado y que le ha cambiado la vida, ya que sabe que su hijo cuenta con un gran amigo que le apoya de un modo incondicional, en el vídeo se puede apreciar el vínculo emocional existente entre el animal y el pequeño. Quizá a raíz de este vídeo, los profesionales de la salud se planteen llevar a cabo terapias con animales para niños que sufran trastorno del procesamiento sensorial, recordemos que ya se utilizan para ayudar a mejorar las habilidades sociales de los niños autistas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...