[Vídeo] La reacción de los niños al probar la comida tradicional china

Según podemos ver en el vídeo, a los niños no les gusta la comida tradicional china, al menos así se aprecia en las reacciones que tienen ante su aspecto visual o su sabor. Claro, que esto no les pasa sólo a los niños, muchos adultos rechazan la comida oriental, sobre todo si no saben qué es lo que tienen en el plato.

Comida china

Anteriormente hemos visto algunos vídeos que nos muestran la reacción de los niños al probar por primera vez comida gourmet, como pasta elaborada con tinta de calamar, caviar u oro laminado. También hemos visto cómo reaccionan al probar por primera vez el café o unos helados gourmet, entre otros productos. Las reacciones, en la mayoría de casos, han sido sorpresa y rechazo, sus caras delataban claramente lo que pensaban de lo que estaban probando.

Hoy conocemos un nuevo vídeo que nos muestra la reacción de los niños al probar la comida tradicional china, por ejemplo, el Dim Sum, una comida típica que se suele tomar en las primeras horas de la mañana o de la tarde. Se trata de una combinación de vegetales, carne, marisco y frutas que están en el interior de una especie de bollo cocido al vapor.

Los pequeños prueban Zongzi con Jellyfish salad, se trata de unas bolas de arroz glutinoso rellenas y envueltas en hojas de bambú, acompañadas de una ensalada que contiene un tipo de medusas comestibles. También prueban carne de cerdo y el famoso pato Pekin, carnes elaboradas con los sistemas de cocción tradicionales del país. Los pequeños se sorprenden al recibir unos palillos en vez de cubiertos, intentan utilizarlos pero les resulta imposible, algunos optan por usarlos como si fuera un pincho, al menos así algunos productos los pueden probar. Al abrir el Dim Sum observan su contenido y se sorprenden, se puede decir que con el primer plato la reacción ha sido bastante satisfactoria.

Con el segundo plato pasa lo contrario, la reacción de los niños es de rechazo, no les gusta la ensalada con medusas, y por supuesto, no identifican qué tipo de comida es, lo asocian a algún tipo de vegetal, aunque parece que el Zongzi ha tenido una mejor aceptación. La barbacoa china a base de carne de cerdo y pato Pekin sorprende a los pequeños, especialmente el pato, ya que se les ha servido la cabeza y parte del cuello. Ninguno se decide a probar el plato y parece evidente que la razón es haber visto la cabeza del ave.

Lo cierto es que la reacción no ha sido tan mala como hemos visto en otros vídeos, seguramente si se hubiera cambiado la presentación, algunos platos como el pato los habrían probado. Lo cierto es que son niños valientes ya que intentan probar comida que desconocen, algunos adultos en cambio, no quieren probar algo si no saben de qué se trata. En definitiva, la comida tradicional china no termina de gustar, las comidas chinas occidentalizadas, es decir, adaptadas a la vista y gusto de los occidentales, tienen mayor aceptación, pero evidentemente no es la auténtica.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...