[Vídeo] Esto es lo que ocurre cuando un bebé se da cuenta de que puede ‘hablar con su perro’

En el vídeo podéis ver lo que ocurre cuando un bebé se da cuenta de que puede hablar con su perro, en él veréis cómo la mascota y el pequeño interactúan utilizando los aullidos, y lo bien que se lo pasa el pequeño cada vez que recibe contestación del perro.

Bebé y perro interactúan

Algunas mascotas tienen un vínculo especial con los miembros más pequeños de la familia, en Pequelia hemos visto muchos vídeos donde perros y bebés interactúan de una forma sorprendente y graciosa. Hoy conocemos un vídeo divertido que ha sido compartido en la red social Facebook, que muestra lo que ocurre cuando un bebé se da cuenta de que puede “hablar con su perro”.

En el vídeo podéis ver a Braxton, un pequeño estadounidense de dos años de edad cuya familia tiene como mascota a un husky siberiano. Parece que mascota y bebé tienen una relación especial, por ello, un día la madre de Braxton decidió compartir un vídeo en el que el perro y el bebé interactuaban de un modo sorprendente y a la vez entrañable.

Podéis ver cómo se ríe el pequeño y empieza a imitar el aullido del perro, lo repite un par de veces hasta que recibe contestación del perro, que también aúlla. Cada vez que el perro aúlla, el pequeño se ríe y repite la acción, incluso levanta la cabeza como lo hace el perro cada vez que aúlla, en todas las ocasiones la mascota le contesta. El pequeño se lo está pasando súper bien y no deja de reírse, mientras la madre disfruta grabando toda la escena.

Decíamos que algunas mascotas tienen un vínculo especial con los bebés y niños pequeños, pero hay que apuntar que, lamentablemente, los más pequeños son muy vulnerables a las mordeduras de los perros, no todas las mascotas tienen el carácter de este husky siberiano, así se demostraba en este estudio realizado por expertos del Hospital Infantil de los Ángeles.

Los perros son miembros importantes de la familia para muchas personas y se consideran buenos y apacibles, pero en ocasiones, son animales que se mueven por instinto y pueden ser un riesgo potencial de lesiones para los niños. Pero con un comportamiento normal y procurando evitar riesgos, hay que decir que son varios los estudios que demuestran que vivir con mascotas como los perros, reduce el riesgo de sufrir enfermedades como el asma.

Lo cierto es que las mascotas son los mejores amigos de los niños, ejercen una gran influencia en su desarrollo emocional y en las habilidades sociales, algo que se ha demostrado a través de investigaciones como la realizada por la Universidad de Cambridge (Reino Unido). Con un comportamiento cariñoso, es difícil que un pequeño reciba un mordisco o un amago de mordisco, y un ejemplo es el vídeo que habéis visto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...