[Vídeo] Bebé escapista

En el vídeo podéis ver a un bebé al que su madre le llama el pequeño Houdini y no es para menos, es capaz de escapar de una barrera de seguridad doble, escalando hasta la parte superior, bordearla y deslizarse hasta el suelo en poco tiempo y sin que apenas le haya costado esfuerzo. Es un bebé escapista que desde los nueve meses ha intentado escapar de cualquier lugar, de la trona, de la cuna o, como en este caso, de una habitación con barrera doble.

Bebés que se escapan

Para evitar que un bebé salga de una estancia, suba o baje por las escaleras, o acceda a alguna habitación de riesgo, se suele colocar una barrera de seguridad protectora. La mayoría no tratan de escapar, sobre todo si la configuración de la barrera no ofrece puntos de apoyo, sin embargo, parece que algunos bebés tienen la facultad de eludir estas barreras, tienen mucha fuerza en las extremidades y demuestran tener un control muy preciso de los movimientos, es el caso del bebé escapista que podéis ver en el vídeo.

Este pequeño de origen británico de 21 meses de edad, es capaz de superar una barrera de seguridad doble, dos puertas metálicas con barrotes colocadas una encima de otra, y en sólo 10 minutos. En la grabación podéis ver que el bebé utiliza pies y manos para trepar, el detalle de los pies sorprende, ya que actúan como manos aferrándose a cada barrote.

Con movimientos coordinados trepa la primera parte del obstáculo, llegando a una zona donde puede descansar los pies esbozando una sonrisa. Ahora la tarea de escapar resulta más fácil ya que puede agarrarse a la parte superior de la barrera con más facilidad, casi se puede decir que sube a pulso sin que le cueste ningún esfuerzo, cuando llega arriba sonríe a la madre, seguramente ella tendrá el corazón en un puño por el riesgo de que pueda caerse.

Pasa las piernas por encima de la barrera y las deja caer aguantando su peso con los brazos, a pulso. Ahora es pan comido, baja sin problemas deslizándose por los barrotes con la ayuda de las manos, una vez en el suelo, sonríe a la madre por haber conseguido escapar. Evidentemente ya se había escapado en anteriores ocasiones y la madre quería grabar cómo lo hacía para compartirlo en la redes sociales.

Parece que la capacidad de escalar y escapar sea innata, la madre comenta que a los cuatro meses demostraba tener una fuerza inusual en los brazos, y desde los nueve meses ha intentado escaparse de cualquier lugar en el que estuviera, de la cuna, de la trona, de la silla de retención infantil… Lo más curioso es que parece que nunca se ha caído ni ha tirado nada. Para asegurar la casa, esta madre lo tiene más complicado que otras, comenta que tiene que clavar las ventanas porque se sube a los marcos y es capaz de abrirlas.

Lo cierto es que hemos visto varios vídeos de bebés que escapan trepando de la cuna y superan barreras de seguridad, pero hasta ahora no habíamos visto uno que lograra superar una barrera doble.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...