Utilizar el cambio climático como excusa para tener un solo hijo

Algunas personas se preocupan mucho por el cambio climático y llevan a cabo diferentes acciones para intentar frenarlo, siguen un estilo de vida acorde a sus convicciones, reducir el consumo de carne, evitar consumir electricidad en exceso, reciclar, etc. Algunos más extremistas consideran que hay que tener un solo hijo, para contribuir a frenar el cambio climático.

Decisiones para tener un sólo hijo

A través de la página de Grist, una revista digital dedicada al medioambiente, la sostenibilidad y la justicia social, conocemos una pregunta realizada por una lectora que sorprende un poco. Al parecer, la mujer quiere tener dos hijos, pero su novio utiliza el cambio climático como excusa para tener un solo hijo.

La respuesta de Grist puede servir para otras parejas que con conciencia medioambiental, consideran que es mejor tener un solo hijo. Para empezar, se explica que en la historia hay una larga serie de iniciativas para el control de natalidad amparándose en el ambientalismo y la conservación de recursos, el editor comenta que algunas parejas han tomado decisiones sobre el número de hijos que tendrían basándose en los problemas medioambientales y ahora se sienten culpables por ello.

Según la sabiduría popular de la planificación familiar asociada al medioambiente, la tasa de reemplazo generacional debería mantenerse o situarse por debajo de la media. El temor asociado a esta creencia radica en que los seres humanos son responsables del cambio climático y que por ello hay que contener la población. Pero se da el caso de que muchos países tienen la población envejecida y se encuentran por debajo de la tasa de reemplazo generacional, por lo que este tipo de decisiones jugaría en contra.

Dado que la tasa de reemplazo generacional en Estados Unidos se establece en un 2’08, teniendo dos hijos se cumple esa creencia antes comentada, por lo que reducir el número de hijos no es excusa. Parece ser que el año pasado, un equipo de investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) analizó las decisiones personales que se toman y que pueden influir en el cambio climático, descubrieron que lo más importante para reducir las emisiones de carbono era tener un hijo menos. Sin embargo, para otros expertos como el científico climático Peter Kalmus, en relación a la huella del carbono, la solución radica en el estilo de vida, reducir el consumo de carne, evitar volar en avión, reducir el uso de electricidad, etc.

Este experto que proporcionó las mencionadas explicaciones tenía dos hijos, llego un momento en el que deseaba tener un tercer hijo, pero se sintieron culpables porque sobrepasaban la tasa de reemplazo generacional con ello. Ha pasado el tiempo y ahora tiene remordimientos por haber privado a su esposa de ese tercer hijo que había deseado. Lo cierto es que argumentar el cambio climático como motivo para reducir el número de hijos es algo absurdo, ¿por qué hay que centrarse en el número de hijos cuando son otras muchas razones las que provocan su aceleración?

Dependiendo de la vida que se lleve y los principios adoptados, las personas pueden tener un reducido impacto en el cambio climático, para algunos quizá sea una convicción, pero para otros seguramente es una buena excusa para no tener hijos. En definitiva, quizá es mejor ser sincero y no poner los problemas medioambientales como excusa para no tener un hijo más, hay que aprender de la experiencia de otros que tenían estas convicciones y que reconocen que ahora que se sienten culpables.

El editor le comenta a la lectora que le pregunte a su novio ¿de dónde procede esa responsabilidad para frenar el cambio climático?, ¿cómo cree que puede frenar las emisiones contaminantes de un modo más eficaz?, ¿de qué otra manera podría planificar su vida para reducir el cambio climático sin comprometer la cuestión de los niños? Vivimos en un futuro incierto, algunas personas toman decisiones que se podrían considerar infundadas y afectarán a su vida. Os recomendamos leer el artículo de Grist, ya que es interesante y muestra un perfil de personas que toman decisiones al límite por preocuparse por el planeta e intentar hacer lo mejor para conservarlo.

Foto | Neticola Sny

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...