Una niña autista desalojada de un avión por petición del piloto

Un piloto de United Airlines consideró que una niña autista podía representar una amenaza para la seguridad de los pasajeros del avión, por ello no dudó en realizar una parada de emergencia en el aeropuerto de Salt Lake City, para que la niña y sus padres abandonaran el avión a pesar de que no se había producido ningún incidente.

Hoy conocemos una noticia que seguramente sorprenderá a más de un lector, unos padres estadounidenses y su hija tuvieron que abandonar el avión de la compañía United Airlines en el que viajaban, porque el piloto decía que la niña autista le hacía sentirse incómodo. El avión volaba de Houston a Portland pero no llegó a su destino, el piloto decidió realizar una parada de emergencia en Salt Lake City para desalojar a la familia que además fue escoltada por las fuerzas de seguridad del aeropuerto.

Parece ser que la niña autista llevaba varias horas sin comer y aunque estaba tranquila, la madre sabía que en cualquier momento podría ponerse nerviosa y alterarse. Por este motivo la madre decidió preguntar a la tripulación de la cabina si tenían en la carta comida caliente, privilegio que al parecer sólo pueden disfrutar los pasajeros de primera clase del avión. A pesar del trastorno de la niña, la azafata aseguró que no podía realizar ninguna excepción y que no le proporcionaría ningún tipo de alimento aunque lo pagase.

La madre explicó a la azafata que era necesario proporcionarle comida a su hija ya que su conducta podría alterarse debido a que era muy exigente con la comida por el trastorno que padece. Entonces se hizo una excepción y se proporcionó una bandeja con la cena a la niña, comió y no pasó absolutamente nada más, ni se alteró, ni provocó ningún contratiempo, al menos así lo comentó la madre horas después. Tras pasar media hora, el piloto anunciaba que realizaba una parada de emergencia en el aeropuerto de Salt Lake City, explicando que el motivo eran los problemas de comportamiento que tenía uno de los pasajeros (la niña).

Como podéis ver en el vídeo, tras el aterrizaje del avión subieron a bordo las fuerzas de seguridad y el servicio médico. Dijeron a la familia que tenían que bajarse del avión y la razón que argumentaron es que el piloto se sentía incómodo volando con esa niña. La madre preguntó al resto de pasajeros si la niña había causado problemas y si les suponía una molestia su presencia, todos los pasajeros manifestaron que estaban a favor de que la niña y su familia continuaran en el avión, increparon a las fuerzas de seguridad para que dejaran en paz a la familia, pero no pudo ser. En el vídeo sólo se ve el momento en el que deben abandonar el avión, gracias a que un pasajero grabó la escena y compartió el vídeo en YouTube.

Para la madre, la actuación del piloto es fruto del desconocimiento y la ignorancia (habría que añadir más calificativos), considera que esta es una respuesta por miedo al autismo. Ahora tiene la intención de demandar a la compañía aérea por discriminación, a favor tiene a muchos pasajeros y el buen comportamiento de la pequeña, ya que en ningún momento causó ningún problema. Lo que realmente sorprende es saber que Unites Airlines ha manifestado en un comunicado que la actuación del piloto está justificada, ya que su cometido es velar por la seguridad de todos los pasajeros, ¿acaso una persona autista representa una amenaza?.

Podéis conocer todos los detalles de la noticia a través de este artículo publicado en el diario digital The Independent.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...