Una alarma de humo con la voz de mamá es mucho más efectiva

Un curioso estudio demuestra que las alarmas de humo son más efectivas si utilizan la voz de mamá, que el característico pitido agudo. La diferencia de tiempo de despertarse es abrumadora, cuatro segundos con la voz de la madre y cinco minutos con el pitido agudo.

Alarmas anti incendio

En Estados Unidos las alarmas de humo son más habituales que en países como España, muchos hogares tienen instalada una de estas alarmas a fin de poder advertir a la familia sobre el peligro de incendio. Cuando estos dispositivos detectan humo se activan automáticamente emitiendo un pitido en tono agudo, pero si se produce un incendio por la noche, cuando se está durmiendo, estas alarmas no son lo suficientemente efectivas en el caso de los niños.

Pues bien, un grupo de investigadores del Nationwide Children’s Hospital de Columbus (Estados Unidos) ha llevado a cabo un estudio en el que se concluye que una alarma de humo con la voz de mamá es mucho más efectiva que las alarmas tradicionales con tonos agudos. Los resultados no dan lugar a dudas, en las pruebas realizadas, los niños de entre 5 y 8 años de edad tardan hasta cinco minutos en despertarse cuando la alarma convencional de humo se activa, sin embargo, si es la voz de la madre lo que se utiliza como aviso, los niños tardan tan sólo unos cuatro segundos, una rapidez de tiempo de reacción que puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.

En la investigación participaron 176 niños de 5 a 12 años que fueron sometidos a distintas pruebas en un laboratorio de sueño, las habitaciones de este laboratorio se configuraron para que se parecieran a la de una habitación típica infantil. Los investigadores monitorizaron la actividad cerebral de los niños mientras dormían, y registraron el tiempo que tardaban en despertarse tras sonar la alarma y seguir en plan de escape preestablecido.

Este experimento se realizó cuatro veces con cada niño (uno por semana), a los pequeños se les expuso a la alarma estándar y a una alarma configurada con la voz de su madre que decía diferentes ordenes en cada prueba, como “despertar”, “salir de la cama”, etc. No se registraron diferencias en los diferentes tipos de voces, pero sí una notable diferencia entre las voces y la alarma de pitido agudo como ya hemos comentado.

Los resultados fueron los siguientes: las alarmas de voz materna despertaron del 86% al 91 % de los niños, y entre un 84 y 86% de ellos llevaron a cabo correctamente el procedimiento de escape en los próximos cinco minutos tras sonar la alarma. En cambio, con la alarma estándar se despertaron el 52% de los niños y el 51% realizó correctamente el procedimiento de escape. Un pequeño porcentaje de niños (6%) no se despertaron con ninguna alarma, fue necesario despertarlos de forma presencial.

Los investigadores comentan que no esperaban que la diferencia fuera tan aplastante en el hecho de usar un tipo de alarma u otra, del mismo modo, se destaca la reacción, con el pitido agudo los niños no se levantan rápidamente de la cama, con la voz de la madre se sientan erguidos en la cama, adoptando una postura de alerta. Los expertos comentan que la investigación es muy importante a fin de optimizar la efectividad de este tipo de alarmas en el caso de incendio, por lo que, a raíz de los resultados, esperan que en un futuro se pueda desarrollar una voz femenina genérica para este tipo de dispositivos pera garantizar una mayor rapidez en el tiempo de reacción de los niños.

Eso sí, los investigadores no quieren que su estudio ponga en entredicho la efectividad de estas alarmas, dejan claro que funcionan y no recomiendan a los padres que dejen de usarlas, ya que despertarán a los adultos y ellos podrán rescatar a los niños en el caso de un incendio u otro tipo de siniestro. De hecho, se apunta que en Estados Unidos, la mitad de las muertes por incendio se producen precisamente en los hogares donde no se ha instalado una alarma de humos.

Estos datos deberían tenerlos en cuenta las empresas que fabrican estos dispositivos y desarrollar un sistema de aviso que sea más eficaz que el habitual, al menos en lo que refiere a los dispositivos instalados en las habitaciones de los niños. Podéis conocer los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página del Nationwide Children’s Hospital.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...