Un pedófilo intenta llevarse a una niña supuestamente perdida

Un experimento social con una niña de 10 años supuestamente perdida para conocer el grado de solidaridad de los ciudadanos de Nueva York, descubre a un pedófilo que tenía la intención de llevársela con todo tipo de mentiras y engaños.

Hace unos días conocíamos un vídeo realizado por el youtuber Coby Persin, que tenía el objetivo de mostrar cómo actúan los pedófilos a través de las redes sociales, contactando con tres niñas de 12, 13 y 14 años a través de Facebook y poniéndose en contacto paralelamente con sus padres. El resultado asustaba, las tres niñas acudieron a la cita con el supuesto pedófilo, los padres se dieron cuenta del riesgo que corrían sus hijas a través del contacto con desconocidos en las redes sociales gracias a esta acción.

Hoy conocemos otro vídeo también realizado por otro youtuber de éxito que se dedica a hacer vídeos de humor y experimentos sociales de todo tipo. En esta ocasión se trataba de un experimento social cuya finalidad era mostrar si en las calles de Nueva York había solidaridad o indiferencia ante una niña de 10 años que pedía ayuda por haberse perdido. En este experimento social se produce una situación inesperada un pedófilo intenta llevarse a la niña perdida, evidentemente fue una sorpresa y un susto tanto para el youtuber como para la niña que llevó a cabo su papel con total entereza.

Podéis ver en el vídeo que la pequeña Tali se mete en su papel y comenta a cada persona que se encuentra su problema, algunos transeúntes se prestan a dejarle el teléfono para que llame a su madre, otros le preguntan si tiene tarjeta de metro o autobús y le ceden la suya propia para que pueda irse a su casa. Algunas personas reaccionan realmente mal, ni siquiera escuchan a la niña y no les importa en absoluto su problema. Otros actúan con total indiferencia, no muestran ni un ápice de solidaridad, es como si la niña fuera invisible.

Otros transeúntes consideran que lo mejor es llamar a la policía para ayudar a la pequeña y mientras, la tranquilizan explicándole que todo va a salir bien y de nuevo volverá a estar con su madre. La niña sigue con su papel, se sienta en el suelo de la calle apoyada contra una pared, mientras las personas van pasando y la miran sin que parezca llamarles la atención la situación. De repente llega el encuentro con el pedófilo, mientras la niña le explicaba a otro transeúnte que se había perdido, aparece un hombre asegurando que acaba de ver a su madre llamándola por su nombre y que está cerca de donde ella está.

Pedófilos

El pedófilo se presta a llevarla con su madre, la otra persona le dice que no se la puede llevar, el pedófilo asegura que la conoce y que vive en su edificio, mientras la pequeña permanece a la expectativa. De repente el pedófilo la coge de la mano y se la lleva, el otro transeúnte se opone y en ese momento en el que se inicia la disputa aparece el youtuber preguntando al hombre que se intenta llevar a la niña qué es lo que hace. El pedófilo no duda en decir que la niña es hija de su hermana, pero como ya sabemos, ni conoce a la niña ni a su madre.

El youtuber le recrimina que la coja y directamente le pregunta si es un pedófilo, el hombre insiste en llevársela y el youtuber le amenaza con llamar a la policía. Cinco minutos más tarde llegó la policía y pudo constatar que el hombre que se quería llevar a la niña era un pedófilo. El experimento social podría haber salido mal, por fortuna no ha sido así, pero el vídeo nos muestra que cualquier persona puede ser un depravado sexual e invita a la reflexión y a explicar a los niños qué deben hacer en el caso de que se pierdan.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...