Un niño de siete años cuida de su hermana mientras asiste al colegio

Esta es una fotografía tomada en Filipinas que se ha hecho viral, en ella aparece Justin, un niño de siete años que asiste al colegio con su hermana de un año para cuidarla mientras atiende en clase. El pequeño no quería perder horas de clase y como nadie podía ocuparse de su hermana, no dudó en llevarla consigo.

Foto viral de Justin

Sobre estas líneas podéis ver una fotografía que se ha hecho viral en Facebook dando la vuelta al mundo, en ella aparece un niño de siete años que cuida de su hermana mientras asiste al colegio. La niña tan sólo tiene un año y está sentada sobre las piernas de su hermano que la agarra con un brazo, mientras con el otro está tomando apuntes.

Parece ser que el niño no quería faltar al colegio y como su abuela tenía que trabajar en la granja y nadie podía cuidar a la pequeña, decidió llevársela al colegio en vez de quedarse en casa. Es un gesto que ha sido alabado por los usuarios de la red social, ya que el pequeño Justin ha demostrado hasta qué punto tiene la determinación de seguir estudiando. Pero la fotografía transmite mucho más, muestra lo complicado que resulta para muchos niños poder estudiar.

Justin es un niño filipino que cuida a su hermana mientras atiende a las clases, pero muchos otros niños no tienen la capacidad o no pueden hacer lo mismo por tener que trabajar, cuidar a sus hermanos pequeños, etc., poco a poco terminan abandonando la escuela y, por tanto, las oportunidades de futuro que les brindarían los estudios.

El niño es un ejemplo de interés y autodeterminación, y así lo vio una de sus profesoras, que no dudó en hacerle una fotografía y compartirla en la red social. La profesora explicó la situación del pequeño y lo que le había dicho, si accedéis a la cuenta de Facebook y utilizáis el traductor comprobaréis que ha sorprendido y despertado la admiración de muchas personas.

Las felicitaciones por su comportamiento se suceden, aunque se agradecen, la verdad es que de poco sirven, no estaría mal que el pequeño recibiera ayuda, que alguien, sea una organización humanitaria o un particular, cuidara a su hermana para que pudiera centrarse en unos estudios que el día de mañana le ayudarán a él y a su familia.

Justin merece el aplauso y la admiración de todo el mundo, es pequeño pero nos recuerda un drama social que afecta a muchos niños de familias con economías deprimidas, dando además una gran lección de perseverancia y superación a muchos adultos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...