Umbrales de pobreza infantil

Cuando se habla de pobreza infantil no se puede generalizar, existen diferentes umbrales que determinan el grado de pobreza. Por otro lado, dependiendo de quién proporcione los datos, varían debido a los indicadores que se tienen en cuenta para la medición. No se puede medir la pobreza en base al nivel económico de un país, se deben tener en cuenta muchos otros factores.

Medición de la pobreza infantil

Durante los últimos años se ha hablado mucho de la pobreza infantil en España, hemos conocido informes y cifras que han puesto de manifiesto la grave situación que atraviesa la infancia de nuestro país. Se suele generalizar al hablar de pobreza, pero existen diferentes conceptos según el resultado de los datos estadísticos, económicos, geográficos, culturales, estructurales, etc., que son los responsables de definir los tipos de umbrales de pobreza infantil y pobreza en general.

Saber qué significa cada concepto, cómo varían las definiciones según el tipo de pobreza y lo que quieren decir en realidad, nos ayudará a comprender mejor los datos e informes que podemos conocer sobre este tema. La pobreza se define según los ingresos económicos y el grado de acceso a las necesidades humanas básicas, pero se trata de indicadores que, aunque reales, son limitados ya que la pobreza es una cuestión que va más allá del aspecto económico o materialista.

La pobreza es un factor multidimensional que debe ser abordado con todo tipo de indicadores, de tipo económico, de bienestar, de oportunidades educativas, de acceso a los servicios públicos, de calidad de vida, etc. A continuación podéis ver una infografía que muestra los diferentes umbrales de pobreza, extrema, severa, relativa y Arope (en riesgo de pobreza y exclusión social). Como podéis observar, la escala va de mayor a menor y acaba con Bienestar.

Existen algunos índices que tienen el cometido de englobar todos los factores y reflejar una visión más global de la pobreza, por el ejemplo, el índice de pobreza humana o indicadores de pobreza, parámetro estadístico de la ONU con el que se mide el nivel de vida de los países. Este indicador, según la ONU, refleja mejor el nivel de privación que el Índice de Desarrollo Humano creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, sin embargo, este último índice ofrece una mejor comprensión de las causas de la pobreza, se centra en las personas y sus capacidades, en vez de centrarse exclusivamente en el crecimiento económico, lo que permite mostrar mejor las desigualdades.

Conceptos de pobreza

Ahora nos viene a la memoria un informe del año pasado en el que se concluía que uno de cada cinco niños alemanes vivían en situación de pobreza, dato que contrasta con la supuesta potente economía que tiene este país, al que se le ha considerado la locomotora de la economía europea. En este documento se advertía, además, que la pobreza infantil era cada vez mayor, ya que había más niños que no tenían acceso a los recursos básicos, en realidad se estaría hablando de pobreza relativa.

No se puede medir la pobreza según la economía de las personas, ya que tiene limitaciones y no se muestran las desigualdades que se sufren. Para hacerlo más evidente, basta con contrastar la clasificación de los países según su producto interno bruto (PIB), con la proporcionada por el índice de Desarrollo Humano, las diferencias son abismales, mostrando claramente que se necesita dar una vuelta a las mediciones.

Es evidente que no existe un único modo de medir la pobreza infantil o la pobreza en general, os recomendamos leer detenidamente el artículo publicado en la página web de Educo sobre este tema, es necesario comprender qué se tiene en cuenta a la hora de medirla, cómo se mide, quién proporciona los datos… ya que dependiendo de la fuente, los resultados varían bastante.

Foto | JavierPsilocybin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...