¿Se puede llamar a una niña Azul?

En Italia un litigio podría obligar a los padres de una niña que se llama Blu (Azul) a que cambien su nombre por otro que se adapte a la legislación de país. Según el artículo 35 del Decreto Presidencial de Italia 396/2000, el nombre que se le debe poner a un niño debe corresponder con su sexo, y Blu es un nombre unisex, por lo que no se acepta. Curiosamente, otros niños se llaman así y no se ha obligado a los padres a realizar el cambio.

Blu

En Italia unos padres decidieron llamar Blu a su bebé, es decir, Blue en inglés o Azul en castellano. Ahora, un año y medio después, es posible que los padres se vean obligados a cambiar el nombre de su hija debido al argumento en el que se basa el fiscal del litigio, mantiene que Blu está asociado a la palabra inglesa ‘blue’, y no se puede atribuir de forma inequívoca a una persona de sexo femenino.

El fiscal asegura que el nombre que se debe poner a un niño debe corresponder a su sexo, tal y como se indica en el artículo 35 del Decreto Presidencial de Italia 396/2000, por tanto, se debe corregir el certificado de nacimiento y utilizar un nombre que sea femenino, que podrá ser elegido por los padres durante el juicio. Éstos están obligados a presentarse ante el juez el próximo jueves, de lo contrario, será la justicia la que se encargará de elegir un nombre.

Los padres, Luca y Vittoria, consideran que el nombre Blu es unisex y argumentan que según el Instituto Nacional de Estadística del país (Istat), cada año se inscriben en el registro unos siete bebés con el nombre de “Blu” y mayoritariamente son niñas. Hay que decir que antes de que procedieran al registro de su hija, se les advirtió que este nombre podría traer complicaciones y así ha sido.

Los padres no esperaban tener que cambiar el nombre a estas alturas (un año y medio después), intentarán convencer a la justicia con estadísticas en mano de que el nombre debe ser aceptado. Lo cierto es que se trata de un nombre que poco a poco se va utilizando con más frecuencia, al menos fuera de Italia, los padres citan como ejemplo la hija de la cantante Beyoncé.

Luca y Vittoria quisieron llamar Blu a su hija por varios motivos, argumentan que el azul es el color del quinto chakra que está conectado a la garganta y que es un símbolo de expresividad, armonía y equilibro, el azul es el color del infinito, significa bella, luminosa, única, comentan que incluso se fueron de la ciudad donde vivían (Milán) a un pueblecito de montaña con vistas al mar, donde al mirar hacia el horizonte o hacia el cielo se ve el color azul (eso es pasión por ese color).

En varias ocasiones hemos hablado sobre nombres de bebés que no se deben utilizar porque pueden afectar a los intereses de los niños, pueden ser ridículos o de carácter indecente, afectar a las buenas costumbres o alterar el orden público. Pero en el caso de Blu, seguramente muchos lectores coincidirán que no cumple ninguna de las premisas citadas, es un nombre unisex y como ya comentábamos aquí, cada vez son más padres los que deciden poner a su bebé un nombre de género neutro.

De momento, los nombres unisex siguen representando un pequeño porcentaje, pero no dejan de crecer, quizá los políticos italianos deberían revisar la legislación sobre esta cuestión, sobre todo porque data del año 2000 y desde entonces se han producido muchos cambios. En fin, según leemos aquí, el jueves se dará a conocer el veredicto, si se retira el nombre, ¿qué pasará con el resto de niños que se llaman Blu en Italia? Porque no sería justo que unos padres deban cambiar el nombre y otros no.

Foto | Ricardo Braham

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...