Retrasar el horario escolar beneficiaría a los niños y a la economía

Según los resultados de una investigación realizada en Estados Unidos, retrasar el horario escolar una hora beneficiaría a los niños y a la economía del país, ya que al dormir más, los niños se encontrarían más descansados física y psíquicamente, lo que se traduciría en mayor capacidad de atención y concentración, mejor rendimiento académico, más posibilidades de alcanzar objetivos laborales y profesionales, etc.

Suelo infantil

Según los resultados de un estudio desarrollado por RAND Corporation y RAND Europe en Estados Unidos, retrasar el horario escolar beneficiaría a los niños y a la economía de un país, este retraso supondría un tiempo de sueño adicional que ayudaría a que los estudiantes tuvieran un mejor descanso y se encontrasen mejor física e intelectualmente, lo que derivaría en un mejor rendimiento académico. En un plazo de 10 años, este cambio supondría una contribución calculada en 83.000 millones de dólares a la economía estadounidense, y todo ello con sólo retrasar la entrada a la escuela una hora.

Aunque se han citado beneficios a 10 años vista, los expertos comentan que sólo dos años después de aplicar esta medida se contribuiría con 8.600 millones de dólares en la economía nacional, lo que compensaría el coste de tener que retrasar el horario de entrada en la escuela, como los costes asociados al transporte escolar y los movimientos en los horarios de profesores y sistema educativo. En el periodo de 15 años, un horario escolar más tardío contribuiría con 140 mil millones de dólares en la economía estadounidense.

En la investigación se utilizó un modelo macroeconómico que tenía la función de proyectar los beneficios de esta acción en la economía del país en un periodo de 15 años contando a partir del año 2017. Se calcula que hasta un 60% de los adolescentes no duermen la cantidad de horas recomendadas (entre 8 y 10 horas), esto provoca que descansen menos y, por tanto, tengan una peor salud física y mental, los problemas de atención y falta de concentración en la escuela debido al mal descanso pasa factura a los estudiantes. Una hora adicional de sueño es un tema que cada vez se debate con más frecuencia en los distritos escolares del país, algunos Estados como California, ya están considerando la propuesta para modificar los horarios escolares.

En las proyecciones realizadas sobre el coste y el beneficio de adoptar esta medida, los expertos han adoptado un enfoque conservador a la hora de establecer sus beneficios económicos, ya que no se han incluido otros problemas derivados de la falta de sueño, por ejemplo, la tasa de suicidio, el sobrepeso y la obesidad (ya sabemos que dormir poco es un factor de riesgo para sufrir obesidad), otros problemas de salud mental, etc. Por tanto, posiblemente el beneficio para la salud y la economía del país sería mayor. Este nuevo estudio precede a una investigación en la que se concluyó que Estados Unidos afronta pérdidas económicas cuantificadas en 411.000 millones de dólares, debido a la falta de sueño que sufren los trabajadores por sus horarios.

Aparecen algunas incógnitas que no se reflejan en esta investigación, se da por sentado que empezar el horario escolar más tarde, facilita el incremento de horas de sueño, ¿el hecho de retrasar el horario escolar no provocará que los estudiantes se acuesten más tarde?, posiblemente muchos aprovecharían esa entrada más tarde a la escuela y mantendrían los mismos hábitos de sueño, es decir, acostarse aún más tarde, por lo que esos supuestos beneficios no serían tan significativos. ¿No sería mejor procurar que los estudiantes se acostaran antes? Con ello se podrían obtener los mismos beneficios sin tener que tocar el sistema y sin tener que asumir un gasto por los cambios que se deberían realizar.

En definitiva, creemos que en el estudio se deberían haber tenido en cuenta algunos factores que son muy realistas, como el que hemos comentado, seguramente los resultados habrían sido otros. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de RAND.

Foto | katrinket

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...