Proyección de la pobreza infantil en España para 2030

‘El futuro donde queremos crecer’ es el título del informe elaborado por Save the Children, en el que se analizan diferentes escenarios sobre la evolución de la pobreza infantil en España para el año 2030. En este documento también se proporcionan las claves para cambiar la situación, propuestas de la organización que deberían tener en cuenta los políticos.

Pobreza infantil en España

Save the Children ha publicado un informe titulado “El futuro donde queremos crecer”, en el que se realiza una proyección de la pobreza infantil en España para 2030, se trata de una previsión realizada en un escenario en el que no se lucharía de manera eficaz y efectiva contra la pobreza infantil. En este informe la organización también expone sus propuestas para revertir la situación y romper de una vez ese circulo vicioso de la pobreza que se hereda de padres a hijos.

El documento analiza las principales tendencias que impulsan las altas tasas de pobreza infantil en España, presentando diversos escenarios de futuro. Sin embargo, en todas las previsiones, incluso en las que resultan más optimistas, los resultados son desalentadores, la pobreza infantil seguirá siendo alta en la próxima década, con tasas de riesgo de pobreza y exclusión que rondarán el 26’5%. Save the Children comenta que, dado que el futuro es incierto, se puede configurar un escenario donde en 2030 se podría reducir la pobreza infantil hasta el 17% en 2030.

No adoptar medidas para combatir la pobreza infantil podría suponer el 5% del Producto Interior Bruto (PIB), en cambio, si se ponen en marcha las medidas oportunas, supondría el 2’4% del PIB, lo que representaría situarse en la media europea. Desde Save the Children se advierte que si no se hace nada al respecto, tener hijos será un factor de riesgo de caer en la pobreza en nuestro país.

Según la organización, las características que aumentarán la probabilidad de estar en riesgo de pobreza para un hogar con hijos e hijas son las siguientes: Que la persona con el salario principal esté subempleada, es decir, trabajando a jornada parcial o mezclando periodos de trabajo con otros de paro, que la familia sea monomarental, que el segundo adulto del hogar esté subempleado, que se tenga un número elevado de hijos, y que la primera responsable del hogar no esté trabajando.

Se confirma una tendencia a la baja de la pobreza gracias a las mejoras en el empleo, pero la disminución resulta ser muy pequeña e insuficiente para cambiar su trayectoria, algo que viene motivado por la precariedad laboral. La previsión es que en el futuro haya más empleo, pero será trabajo precario que no puede proteger de la pobreza, de ahí que se augure que se podrá mantener elevada.

El informe ‘El futuro donde queremos crecer’ es extenso y se proporciona una explicación a todos los supuestos, así como las acciones que pueden permitir cambiar la tendencia para reducir la pobreza infantil y mejorar la situación de las familias. Al final del estudio se resumen las propuestas para superar los retos de presente y futuro que permitan mejorar la situación, podemos comprobar que básicamente todo se centra en las políticas que deben desarrollar los legisladores, que, en nuestra opinión, es uno de los principales escollos a superar, ya que centran su atención en muchas cuestiones dejando a un lado las necesidades de la infancia.

Os recomendamos acceder a este estudio y leerlo con detalle para saber cómo se puede construir un mejor futuro para la infancia, eliminando la desigualdad, mejorando la educación, la salud, la conciliación laboral, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...