Posibles causas por las que los niños pueden desaparecer

A través de la organización Missing Children Europe (Niños Perdidos Europa), podemos conocer las posibles causas por las que los niños pueden desaparecer, el porcentaje de niños desaparecidos, los sistemas preventivos para evitar la desaparición, las pautas de actuación que se deben adoptar en el caso de que un niño se haya perdido, haya sido sustraído por uno de los progenitores, en los casos de secuestro, etc.

Niños desaparecidos

En anteriores ocasiones hemos hablado de los sistemas que permiten denunciar rápidamente la desaparición de un niño, como por ejemplo el teléfono gratuito 116000, operativo en varios países europeos, gestionado por organizaciones nacionales (en el caso de España la Fundación Anar) y coordinado por la organización Missing Children Europe (Niños Perdidos Europa), donde se agrupan casi 30 organizaciones sin ánimo de lucro que operan en 24 países. Recordemos que ante un caso de desaparición, es muy importante llamar cuanto antes, ya que en el caso de secuestro, el tiempo es crucial para encontrarle y salvarle.

Aunque hemos tratado los sistemas y procedimientos con los que se pueden denunciar este tipo de casos, es muy interesante conocer las posibles causas por las que los niños pueden desaparecer. Las más habituales en relación a la desaparición de un menor sonhaberse escapado de casa, por sustracción parental, es decir, cuando un progenitor se lleva al niño a otro país alejándolo de su residencia habitual, por ser un niño migrante que se ha separado de sus padres y no está siendo atendido por un adulto, por haber sido secuestrado por un desconocido con posibles fines, sea la trata de personas, la extorsión, etc., o por haberse perdido.

Según los últimos datos facilitados por la organización Niños Perdidos Europa, un 51% de los casos de niños desaparecidos denunciados a través del teléfono 116 000 son niños que se han escapado de casa, por lo que es el principal motivo de desaparición. Las razones de escaparse en muchas ocasiones son las situaciones de abuso, negligencia o conflictos en el hogar, otros se escapan por haber sido captados a través de internet, sin saber que van a ser objeto de un abuso o explotación sexual. Uno de cada seis de estos niños dormirá a la intemperie, uno de cada ocho recurrirá al robo o la mendicidad para poder sobrevivir, uno de cada cuatro estará en riesgo de sufrir daños severos por haberse escapado, etc. Esto muestra que escaparse de forma voluntaria tiene serios riesgos.

Cuando se produce una sustracción parental (a través de los medios de comunicación hemos podido conocer algunos casos), uno de los progenitores se lleva a su hijo en contra de la voluntad del otro progenitor o de las autoridades competentes. En este caso, la principal causa es un conflicto sobre la custodia y residencia de los pequeños, otras causas son la nostalgia al país de origen por el padre que se lo lleva, por venganza hacía la pareja, por cuestiones culturales (esto es más frecuente con progenitores de países árabes), etc.

En el caso de la desaparición de niños migrantes, son niños que entran en la Unión Europea huyendo de los conflictos de su país de origen, véase como ejemplo la crisis de los refugiados que huyen del conflicto de Siria, crisis humanitaria que ya dura varios años y de la que de forma periódica se hacen eco los medios de comunicación proporcionando cifras sobre los desplazados, los acuerdos políticos que se alcanzan para atajar la crisis, las muertes que se han producido, etc. Muchos niños terminan separándose de sus padres por varias razones, cuando son recogidos en los centros de acogida, acaban desapareciendo dentro de las primeras 48 horas. Muchos de estos niños pueden terminar siendo explotados sexualmente, económicamente, ser objeto de la trata de órganos, matrimonios forzados, etc.

Los secuestros de niños representan el 1% de las llamadas que se realizan al teléfono 116000, como hemos comentado, es la sustracción del menor por una persona distinta a los progenitores. En estos casos la urgencia es muy importante, ya que las estadísticas muestran que la mayoría de estos casos acaban de forma fatal y el riesgo se incrementa a medida que aumenta el tiempo de desaparición.

Una desaparición por pérdida, por ejemplo en una excursión, en la playa, en la ciudad, sin que exista una razón aparente, es más habitual de lo que parece, pero la mayoría de los casos se solucionan rápidamente, a no ser que el pequeño haya sufrido un accidente, por ejemplo, en un campamento infantil, lo que provoca que se tarde más en encontrarlo. También están las travesuras o el deseo de vivir una aventura sin ser consciente de los riesgos que conlleva escaparse de casa.

Existen distintas actuaciones de prevención y canales de denuncia, hemos hablado de las pulseras localizadoras, los sistemas de rastreo de los teléfonos móviles, etc. Pero una de las prevenciones más efectivas es hablar con los menores y explicarles que puede pasar si se separan de sus padres, proporcionándoles las pautas de actuación, sea para evitar que se alejen de los padres o cómo tienen que actuar para encontrarlos rápidamente. Os recomendamos acceder a la página oficial de Missing Children Europe para conocer todos los consejos que se proporcionan a fin de poder evitar algunas situaciones, así como las putas de actuación y las medidas preventivas existentes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...