No poner nombre al bebé para sufrir menos su pérdida

Unicef ha puesto en marcha una campaña en la que pide la colaboración de todo el mundo, con el propósito de reducir la tasa de mortalidad infantil existente por motivos prevenibles. La organización comenta que 7.000 bebés mueren cada día sin tener nombre, los padres no les ponen nombre para que sea más fácil superar la pérdida en el caso de que no sobrevivan.

campaña de Unicef

Según una campaña puesta en marcha por Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), unos 7.000 bebés mueren cada día sin tener nombre, en la campaña se explica que algunos padres no ponen nombre al bebé para sufrir menos su pérdida en el caso de que no sobrevivan, lo que muestra hasta qué punto puede estar aceptada la mortalidad infantil.

Cada año mueren unos 2’5 millones de bebés en el mundo antes de cumplir el primer mes de vida, de ellos, unos 900.000 bebés mueren el mismo día de su nacimiento, recordemos que en octubre del año pasado nos hacíamos eco de un informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) titulado ‘Niveles y Tendencias de la Mortalidad Infantil 2017′, en el que se destacaban los datos mencionados sobre la mortalidad infantil.

Una gran parte de estas muertes son prevenibles a través de medidas sencillas, como el acceso al agua limpia, a las vacunas o a centros de salud que estén equipados y cuenten con personal sanitario cualificado, entre otras. Por ello, en la campaña se pide la colaboración de todo el mundo para reducir ese elevado índice de mortalidad infantil, con aportaciones mínimas se puede lograr hacer realidad algunas de las medidas comentadas.

Con una aportación de 12 euros al mes durante un año, se puede vacunar a 320 bebés contra la polio, con 20 euros se puede vacunar a 1.263 niños contra la tuberculosis, con 30 euros se pueden proporcionar 14 kits de reanimación para bebés. Estos son algunos ejemplos, pero se puede aportar la cantidad que se quiera, siempre acorde a las posibilidades de cada familia, aunque sea sólo un euro al mes, ya se aporta ese granito de arena para lograr que la situación cambie, que los padres tengan expectativas en la esperanza de vida de sus hijos y les pongan nombre.

El año pasado se logró que el 45% de los niños de todo el mundo fueran vacunados, que cuatro millones de niños fueran tratados contra la desnutrición, que 45 millones de personas pudieran tener acceso al agua potable, sin embargo, queda mucho por hacer y por ello, se pide ayuda a través de esta nueva campaña. Para animar en las donaciones, Unicef explica que las aportaciones desgravan, los primeros 150€ desgravan un 75%, a partir de esa cantidad desgravan un 30%, para quienes ayuden durante más de tres años a la organización, las donaciones desgravan un 35%.

De todos modos y como ya hemos comentado en otras ocasiones, la población puede ayudar, pero son los Gobiernos y las empresas privadas quienes pueden hacer más en esta lucha contra la mortalidad infantil, no estaría mal contar con cifras fiables sobre lo que aportan gobiernos y sector industrial privado en estas iniciativas humanitarias.
Si queréis conocer más detalles de la campaña y colaborar para que todos los bebés tengan nombre y una esperanza de futuro, os recomendamos acceder a la página web de la campaña.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...