No poner el cinturón de seguridad se compara con el maltrato infantil

Para hacer daño a un niño no hace falta ponerle la mano encima, basta no ponerle el cinturón. Así de dura y de real se muestra la campaña de sensibilización de la DGT que se está emitiendo desde hace unos días en televisión y que permanecerá procurando tocar la fibra de todos los adultos que llevan a sus hijos en coche, hasta el próximo siete de diciembre.

No poner el cinturón de seguridad se compara con el maltrato infantil, ese es el mensaje que la Dirección General de Tráfico lanza para que todos adquiramos conciencia de que está en nuestras manos la integridad física de nuestros hijos, y aunque hay accidentes que no siempre se pueden evitar, podemos disminuir los daños utilizando correctamente los sistemas de retención infantil.

Son necesarias las campañas, aunque desconocemos si son tan efectivas como se pretende, o si deberían enfocarse de otro modo. Pero las cifras asustan, entre enero y octubre de 2008 han muerto 159 menores en un accidente de tráfico, de ellos, al menos 40 no llevaban ningún dispositivo de seguridad.

No dejará nunca de sorprendernos que existan adultos incapaces de preocuparse por algo tan básico como eso, cumplir las reglas de seguridad vial, por ellos y sobre todo por sus hijos. A la carretera hay que temerla, aunque se circule por el centro de la ciudad.

Un choque frontal a 80 km/h produce lesiones con resultado de muerte si no se lleva el cinturón de seguridad. En 2 milésimas de segundo el conductor rompe el volante con el tórax (con una fuerza de 8 veces su peso) y el acompañante choca con su cabeza contra el salpicadero y sale despedido por la luna con la misma fuerza. Además, el cinturón alcanza una máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.

El Reglamento General de Circulación obliga al conductor y a los pasajeros, tanto de los asientos delanteros como de los traseros, a llevar correctamente abrochado el cinturón de seguridad. El incumplimiento de esta norma está tipificado como infracción grave, y se sanciona con multa de 150 euros y la pérdida de 3 puntos para los conductores.

Queremos conocer vuestra opinión al respecto, pues hay voces que creen que esta campaña está “invadiendo competencias que no le corresponden”, no comprendemos muy bien su sentido pero hay asociaciones familiares que han acusado así al Gobierno declarando que los padres van por delante y no tienen por qué devaluar la figura de los padres.

Es posible que muchos padres se sientan ofendidos al ver el vídeo de la campaña, pero no es nuestro caso, somos conscientes de que hay adultos que no se comprometen con la seguridad de los menores, si no, no habrían tantas cifras de muertes de niños en accidentes de tráfico, y hablamos de las que se podrían evitar sólo con el hecho de utilizar los sistemas de retención infantil.

¿Crees que exponer a un niño a graves lesiones o a la muerte por no ponerle el cinturón no es insensato?, quizá no es bueno hacer comparaciones, pero el argumento que nos dan para acusar a esta campaña de ‘desafortunada’ no nos convence.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...