Niños youtubers de éxito, ¿fracaso o beneficios en la educación?

Cada vez hay más niños youtubers de éxito, tienen miles de seguidores y generan importantes ingresos con sus canales. En la mayoría de casos los padres se implican mucho, dado que se trata de una fuente de ingresos importante y no ven la actividad como un hobby. Algunos expertos se preguntan si ser un youtuber infantil puede suponer un fracaso u ofrecer beneficios en la educación.

Niños youtubers

Sobre los niños youtubers de éxito hemos hablado en anteriores ocasiones, son niños que con su canal han adquirido una gran popularidad y logran generar miles de euros de beneficio gracias a la publicidad. En la mayoría de casos (por no decir todos), detrás de estos niños se encuentran padres que se implican en lo que inicialmente se puso en marcha como hobby, y para mantener el volumen de ingresos, algunos padres incluso abandonan su trabajo para dedicarse enteramente a la grabación de los vídeos.

Que cada vez haya más niños en la plataforma de Youtube ofreciendo contenidos dirigidos al público infantil tiene mucho sentido, la razón es que cada vez hay más demanda. Al respecto merece la pena recordar este estudio de la Oficina de Comunicaciones (Ofcom) del Reino Unido del que hablábamos hace unos días, en él se concluía que Youtube se ha convertido en la principal fuente de entretenimiento infantil en todos los segmentos de edad, dejando relegada a un segundo plano la televisión.

Algunas empresas como Adecco comentan que ser youtuber es una de las 10 profesiones a la que aspiran los niños cuando sean mayores, pero lo cierto es que muchos ya desempeñan esta profesión y la deben compaginar con sus estudios. Algunos padres, como decíamos, se esfuerzan tanto o más que los niños, aunque el objetivo es diferente, mantener el nivel de ingresos puede provocar que el tiempo libre de los niños esté dedicado enteramente a la creación de vídeos.

Algunos niños son conscientes de que son youtubers de éxito porque tienen un gran talento para comunicar y mostrar naturalidad y originalidad frente a las cámaras, generan un volumen importante de dinero y a una pronta edad ya tienen una profesión. Pero esta profesión en los niños tiene su lado positivo y su lado negativo, expertos como Michael Brody, psiquiatra infantil y miembro de la American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, acusa a los padres argumentando que esta profesión a esta edades altera la identidad, considera que se trata de una explotación perjudicial para el desarrollo de los niños.

El psiquiatra comenta que uno se pregunta si realmente se protege a los niños exponiéndoles a esta fama digital, quizá se les está condicionando para desarrollar una profesión, dejando a un lado lo que realmente querrían ser los niños, porque no todos sueñan con ser youtubers de éxito. En la red hay mucha información sobre el tema ofrecida por profesionales que muestran el lado oscuro de esta profesión, pero también hay profesionales como Juan García, especialista en formación en nuevas tecnologías, que considera que en realidad el fenómeno es un gran aliado de la educación.

Según leemos aquí, el experto en tecnología comenta que estas actividades ayudan a mejorar las competencias digitales y les enseña la satisfacción del resultado de horas de trabajo. Pero hay que tener clara una cosa, un experto en tecnología no tiene la formación adecuada que tiene un psiquiatra infantil a la hora de evaluar los pros y contras de esta profesión que desarrollan los niños, como hemos comentado, una cosa es hacerlo por hobby y sentirse gratificado con los miles de visitas por el trabajo realizado, otra es ser una herramienta utilizada por los padres para generar dinero.

Es un tema interesante en el que merece la pena profundizar para analizar si puede ser un fracaso o ser beneficioso en la educación, no se puede hablar del tema de un modo superficial.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...