Nacimiento de un bebé por cesárea con su saco amniótico

Si queréis ver un nacimiento por cesárea diferente y sorprendente, merece la pena dar un vistazo a este vídeo en el que podéis ver el nacimiento de un bebé por este procedimiento, pero con su saco amniótico intacto. Los médicos mantuvieron durante dos minutos al bebé en el interior del saco tras haberlo extraído del vientre materno.

Parto por cesárea

En el vídeo podéis ver el nacimiento de un bebé por cesárea con su saco amniótico o bolsa de aguas, ya que contiene al bebé y el líquido amniótico. No es la primera vez que hemos hablado de un parto de estas características, pero es algo que no nos cansamos de ver y siempre se aporta algún nuevo dato curioso.

En este caso, se trata de un parto por cesárea que tuvo lugar a las 36 semanas de gestación (prematuro), el procedimiento se llevó a cabo debido a que el bebé había adoptado la posición podálica o de nalgas, con lo que lo primero que aparecería en el canal de parto serían las nalgas del bebé y no la cabeza. Como ya explicábamos en su momento, es una posición que encierra varios peligros, lo que hace necesario llevar a cabo la cesárea.

El parto tuvo lugar en Fuzhou, capital de la provincia de Fujian (China), y como se puede apreciar en el vídeo, los médicos extraen el saco amniótico con el bebé y lo dejan intacto durante un periodo de dos minutos, es como si no se hubiera producido el parto, el bebé continua respirando y recibiendo los nutrientes a través de la madre, pasado este tiempo los médicos procedieron a retirar el saco y seguir los pasos habituales tras la cesárea, el corte del cordón umbilical y el primer examen del estado de salud del pequeño.

El bebé fue concebido por una mujer de 36 años mediante FIV (Fecundación in Vitro), parece que el embarazo se desarrollaba correctamente hasta que la madre empezó a sufrir dolores abdominales y sangrado vaginal. Tras descubrir la posición en la que se encontraba el pequeño y un problema en el que el cordón umbilical no estaba unido al centro de la placenta, se optó por la cesárea de urgencia.

Según los médicos del Hospital de Maternidad y Salud Infantil de Fujian, decidieron que en el parto por cesárea se extrajera al bebé con el saco intacto, a fin de reducir la pérdida de humedad en la piel, el descenso rápido de la temperatura y así evitar algunos riesgos asociados a la cesárea. Aunque reconocen que si este tipo de parto no hubiera tenido éxito, se podría haber llevado a cabo una cesárea tradicional, siendo una opción más.

Se trata del primer bebé que nace con el saco amniótico intacto en la ciudad de Fuzhou, tuvo un peso de 2’5 kilos y en principio no tuvo problemas de salud, salvo la necesidad de continuar con su desarrollo debido a la prematuridad. El procedimiento ha servido para que el personal médico adquiera experiencia y pueda llevar a cabo nuevamente un parto de estas características en el caso de que sea necesario. A través de este artículo publicado en Daily Mail, podréis conocer todos los detalles de este singular parto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...