Mochilas escolares blindadas para proteger a los adolescentes estadounidenses

Las empresas que comercializan mochilas escolares que se convierten en chalecos antibalas, están haciendo su agosto en Estados Unidos, la demanda es enorme debido al miedo que tienen los padres de que se produzca un tiroteo en la escuela a la que van a ir sus hijos.

Mochlias blindadas para los niños

En Estados Unidos los tiroteos en las escuelas se producen cada vez con más frecuencia, uno de los últimos que se sufrieron se cobró la vida de 17 personas el pasado mes de febrero. Parece que las medidas que se adoptan para acabar con este tipo de problemas sirven de poco, algunos padres y profesores optan por enseñar a los niños y adolescentes cómo actuar ante un tiroteo, pero no es garantía de que se pueda salir indemne de la situación.

Se apuesta por soluciones como las mochilas escolares blindadas que comercializa The Vestpak, se trata de una mochila que se puede convertir en un chaleco antibalas de gran calidad y efectividad. La compañía está haciendo su agosto debido a que la demanda de este tipo de mochilas se ha incrementado significativamente, ya que los padres buscan el modo de proteger a sus hijos. Pero la realidad es que este tipo de soluciones no son las que se deberían adoptar, prohibir el acceso a las armas sería un primer paso para garantizar la seguridad de los niños, adolescentes, jóvenes y la población en general.

El caso es que esta mochila (la que aparece en el vídeo), cuyo coste alcanza los 500 dólares (unos 430 euros), se puede transformar en un chaleco antibalas en poco tiempo, como se puede ver, la parte frontal del chaleco se esconde detrás de la mochila, se saca con facilidad y se coloca en el pecho con velcro. La parte de la mochila pegada a la espalda es la segunda parte del chaleco, integra una placa capaz de detener las balas.

Este modelo pesa tres kilos y protege de los disparos de una pistola de 9 milímetros, otra superior tiene un coste de 700 dólares (algo más de 600 euros), pesa unos cinco kilos y puede proteger de los disparos realizados por un rifle de asalto tipo M-16, un Kaláshnikov, etc. Claro, que son dos modelos que se han concebido para los estudiantes de secundaria y para los universitarios, debido a su volumen y peso no se recomienda para los niños.

Para los niños se ofrecen modelos de mochilas blindadas que se comercializan bajo la marca “regreso a la escuela” con precios que varían dependiendo del modelo, tamaño y configuración de la protección. La empresa comenta que con el comienzo de cada año escolar, la conversación sobre la seguridad debe ser la prioridad, ya que no se pueden evitar los disparos en las escuelas de Estados Unidos. En la web se explica que la mochila a prueba de balas Vestpak, está diseñada para civiles, niños y personas inteligentes en general, ¿inteligentes?, vaya carta de presentación.

En el vídeo muestran dos modelos, sus características, cómo detienen fácilmente los disparos, etc., todo un despliegue de marketing para que los padres compren las mochilas para sus hijos, quizá se sientan más seguros, pero no es una garantía de inmunidad. Mientras no cambie la legislación en Estados Unidos, el riesgo de tiroteos en colegios y universidades seguirá siendo elevado, basta con ver cuántos tiroteos se producen en los países donde las armas no son accesibles, por ejemplo, en España, para darse cuenta de que la solución no pasa por enseñar a esconderse, comprar chalecos y mochilas antibalas u otras soluciones.

Una mochila blindada es un parche que no soluciona el problema y no protege correctamente a los hijos de los padres estadounidenses, pero con la histeria que se sufre en el país y dado que la legislación no cambia, es comprensible que se intente proteger a los menores sea como sea, algo que aprovechan esta y otras empresas que trabajan en este segmento. Podéis conocer más detalles de las mochilas a través de su página web.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...