Mitos sobre la vacuna contra la gripe

Algunas personas no se ponen la vacuna de la gripe por creer en mitos sin base científica alguna, lo que incrementa el riesgo de que terminen siendo hospitalizadas por esta infección, e incluso que puedan morir por complicaciones asociadas a la gripe.

Creencias infundadas sobre la vacuna de la gripe

Cada año hablamos sobre la importancia de vacunarse contra la gripe, especialmente las personas de los grupos de mayor riesgo como son las mujeres embarazadas, los bebés y niños pequeños, y las personas mayores. Hablando de la infancia, no vacunarse contra la gripe aumenta el riesgo de contraer la enfermedad, sufrir un ingreso hospitalario e incluso morir a consecuencia de ella.

Muchas personas siguen sin tener en cuenta esta vacuna por diversos motivos, además de la información que proporcionan los antivacunas, información que se basa en la pseudociencia y no cuenta con ningún tipo de respaldo, existen mitos sobre la vacuna contra la gripe, creencias populares sin fundamento que hacen que se desestime la administración de la vacuna. A continuación, os hablamos de los cinco mitos más generalizados.

La gripe no es grave, por lo que no se necesita la vacuna

Esta es una afirmación totalmente infundada, ya que hasta 650.000 personas al año pueden morir por la enfermedad, especialmente aquellas que son más vulnerables, como las que tienen el sistema inmunológico deprimido o en pleno desarrollo. La mayoría de las personas se recuperan de la infección, pero un pequeño porcentaje desarrollan complicaciones como una sinusitis, una neumonía, una inflamación del corazón o del cerebro.

La vacuna contra la gripe puede provocar que se sufra la enfermedad

Es importante conocer cuál es el principio de una vacuna y cómo actúa, básicamente se trata de introducir el microorganismo causante de la enfermedad de un modo muy debilitado o muerto para que el cuerpo reaccione, reconozca al patógeno como una amenaza y fabrique los anticuerpos específicos para combatirlo. En el caso de la vacuna contra la gripe, se inocula el virus en una forma inactiva que no puede causar daño, el único efecto que puede provocar como norma general, es la reacción del sistema inmunitario con la aparición de unas décimas de fiebre.

La vacuna contra la gripe puede causar efectos secundarios graves

Según todas las pruebas e investigaciones científicas, se trata de una vacuna segura con los efectos secundarios antes citados, aunque sí es cierto que se pueden producir efectos secundarios graves que son extremadamente raros, una persona de cada millón puede sufrir el síndrome de Guillain-Barré, causante de debilidad muscular y parálisis, consecuencia de la vacuna.

Al recibir la vacuna se sufre igualmente gripe, lo que demuestra que no funciona

A pesar de la vacuna, existe una pequeña probabilidad de que se contraiga gripe, la razón es que los virus de la gripe mutan y existen varias cepas diferentes. La vacuna inmuniza contra las cepas más habituales y extendidas, por lo que algunas cepas podrían causar una infección, pero sin la vacuna el riesgo se multiplica. Por tanto, no se puede hablar de ineficacia de la vacuna de la gripe, quizá en un futuro se logre desarrollar una vacuna capaz de combatir cualquier forma evolucionada de este virus.

Estar embarazada es motivo para evitar la vacuna de la gripe

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, las mujeres embarazadas son un grupo de riesgo y los médicos recomiendan encarecidamente la vacunación. La vacuna de la gripe en el embarazo permite que el recién nacido esté protegido contra la enfermedad durante las primeras semanas, ya que la inmunización la obtiene a través del organismo de su madre, mediante la trasferencia placentaria de los anticuerpos. A esto hay que añadir que la futura mamá no tendrá que sufrir los síntomas y consecuencias de la gripe.

Son los cinco mitos más extendidos a pesar de las numerosas campañas informativas que se realizan, parece que es complicado desterrar algunas de estas creencias, pero poco a poco se reduce el número de personas que creen en ellas. Podéis conocer más detalles sobre este tipo de creencias infundadas a través de la página oficial de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Foto | Bethany Brown

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...