Método para que los niños aprendan a asumir responsabilidades

La regla del minuto o método Kaizen, es un sistema fácil de aplicar para que los niños aprendan a asumir responsabilidades, guardar los juguetes, ayudar a poner la mesa, ponerse el pijama, etc. Es un método que se utiliza en el mundo empresarial japonés y cuya finalidad es la de alcanzar un objetivo con pequeños pasitos o acciones.

Responsabilidades infantiles

A la hora de que los niños asuman responsabilidades no todos tienen el mismo ritmo, unos aprenden rápido a asumirlas y a otros les cuesta un poco más. Hablamos, por ejemplo, de recoger los juguetes de la habitación después de haber jugado, de ayudar a poner la mesa o recogerla, ponerse el pijama para irse a dormir, etc. Encontramos niños muy colaborativos que quieren participar en las tareas del hogar, otros no quieren asumir ninguna responsabilidad y termina siendo un suplicio para los padres que intentan enseñarles y educarles.

En este sentido, hoy os hablamos de un método para que los niños aprendan a asumir responsabilidades, método relacionado con la filosofía Kaizen de origen japonés. Kaizen se traduce como “cambio a mejor” o “mejora”, es un sistema de gestión de la calidad muy conocido en el mundo de la industria. Esta mejora se basa en acciones simples y concretas e implica a todos los trabajadores de una empresa, en este caso se aplica al conjunto de la familia.

Si el sistema se aplica correctamente, se garantiza que los niños se habituarán y asimilarán tener que realizar determinadas tareas sin problemas y sin ningún inconveniente. Como en la aplicación al ámbito empresarial, es necesario adoptar pequeñas responsabilidades, objetivos que perfectamente pueden ser asumidos por los niños, como por ejemplo recoger los juguetes.

Las pequeñas mejoras son retos asumibles, para lograr un objetivo hay que empezar por poco, pasito a pasito se logrará el objetivo. Para empezar, se debe ejecutar una determinada tarea siempre a la misma hora y solamente durante un minuto, se trata de la denominada regla del minuto, aunque existen versiones adaptadas en las que la regla se basa en dos minutos de tiempo. Un minuto puede parecer poco tiempo, pero es suficiente para introducir un hábito en los niños sin que les resulte tedioso. Esta actividad se realiza diariamente para que los niños se acostumbren, al cabo de unos días o semanas (dependiendo del niño), la tarea se habrá incluido en su rutina diaria, será el momento de ampliar el tiempo gradualmente hasta el que sea necesario para acabar completamente la tarea.

Los padres deben aplicar el criterio del tiempo, hay tareas que se pueden introducir en la rutina de los niños en poco tiempo pero otras no. Cada vez que el niño cumpla el tiempo dedicado a una labor, es aconsejable que los padres le elogien, ya que es un modo de hacer que se sientan orgullosos y satisfechos por el trabajo que han realizado, esto les motivará a completar otras tareas esperando poder obtener el reconocimiento u orgullo de los progenitores.

Según comentan aquí, este método se puede aplicar en todas las etapas de la evolución de los niños, y en diferentes ámbitos además de las rutinarias tareas domésticas, por ejemplo, en el ámbito académico, en la alimentación, en la actividad física, en la lectura, etc. Hablando de la alimentación, más que tiempo, quizá sería cuestión de cantidad, primero que el niño coma un poco de un alimento que no le gusta o no quiere probar, y poco a poco ir aumentando la cantidad, recordemos que se ha de probar varias veces un alimento, hasta que finalmente sea asimilado y aceptado.

El método es básicamente un avance gradual, sin prisa pero sin pausa, son pequeños logros que en el computo global se traducen en grandes resultados. Esta regla del minuto se ha ido aplicando en diferentes ámbitos, pero adaptándose a cada contexto y situación, en el caso de la educación infantil es mucho más sencilla de utilizar y los resultados pueden ser sorprendentes. Si nos fijamos bien, este sistema se parece al método Kumon, sistema de aprendizaje que se basa en la repetición de distintos ejercicios matemáticos hasta lograr que el niño adquiera la disciplina y destreza para realizarlos.

Foto | julie corsi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...