Marcar la ropa de los niños

Marcar la ropa de los niños

Ahora que están a punto de empezar el colegio y las guarderías hay una cosa muy importante que los padres debemos hacer si queremos que los niños vuelvan con la misma ropa con la que han salido de casa, y es marcarla, poner el nombre del niño a cada prenda por si hay algún accidente o algún cambio de vestuario que sus profesores sepan a quien pertenecen.

Es de lo más habitual que los niños se manchen en la guardería y ellos mismos le pongan la ropa de recambio, ¿pero que pasa con la ropa sucia? A veces la lavan ellos mismos o simplemente la ponen en una bolsa para dárselas a los padres para que ellos mismos la laven. El problema está en que a veces se queda alguna prensa en la lavadora, o la bolsa se extravía y cuando se encuentran las prendas sueltas ya no recuerdan a qué niño pertenecen. Y al final acabamos recibiendo ropa de otros niños, perdiendo la nuestra o poniéndonos en un compromiso a la hora de reclamarla. Por eso, ellos mismos piden a los padres que marquen la ropa de sus hijos poniéndoles el nombre. Pero ¿cómo se hace?

Hay muchas formas de marcar la ropa para evitar posibles malentendidos y hoy os vamos a contar algunas. Empezando por las más podríamos decir algunas de las cutres pero también de lo más efectivo.

  • El boli bick. Sí, sí, como lo leéis, simplemente cogemos el típico boli Bick y directamente escribimos el nombre del niño en la camiseta (a ser posible en la parte de dentro, en la espalda, debajo del cuello de la camiseta o debajo de la cintura de los pantalones). Dura bastante, con los lavados va perdiendo intensidad pero lo podéis volver a repetir cuando veáis que ya no se lee. No utilicéis rotuladores porque la tela absorbe la tinta y más que poner su nombre harías una mancha tremenda
  • El celo. En una etiqueta o hoja de papel podéis poner el nombre y pegarlo en la prenda con celo, solo os lo recomiendo para chaquetas, pues no es recomendable el contacto con la piel. Y tenéis que iros fijando por si el celo se despega y la etiqueta desaparece. Además no soporta ningún lavado.

Y las más sofisticadas con las que quedar bien:

  • Etiquetas termoadhesivas. Estas etiquetas llevan un pegamento en el dorso que se activa con la plancha. Su funcionamiento es facil, escribir el nombre del niño a mano en la etiqueta y posteriormente la pegáis a la prenda con el calor de la plancha (plancháis la etiqueta junto a la camiseta en el lugar en el que queréis que quede pegada la etiqueta).
  • Etiquetas para coser. Son unas etiquetas de tela que una vez tengan el nombre del niño solamente tenéis que coser a la prenda. Estas serían las que necesitan más trabajo.
  • Marcadores de ropa. Son unas máquinas que utilizan etiquetas adhesivas. Muy parecidas a una calculadora, en la que escribes el nombre del niño y sale impresa en la etiqueta, luego ya solo queda pegarla a la ropa con la plancha. El marcador lo podéis comprar en grandes superficies, papelerías o por internet a partir de 25€ aproximadamente.

Por suerte, hay algunas prendas que ya han pensado en la posibilidad y ya llevan unas etiquetas para que pongáis el nombre del niño y algunas hasta el número de teléfono. Aprovechadlas, son ideales para este fin.

Más información | MarcaTuRopa.com
Más información | etic-etac.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...