Los niños bilingües aprenden con más facilidad otros idiomas

Según los resultados de un estudio de la Universidad de Georgetown (Estados Unidos) los niños bilingües aprenden con más facilidad otros idiomas. Parece ser que en los bilingües se activa antes un patrón de ondas cerebrales específico denominado P600 asociado al habla de la lengua nativa, lo que facilita que se asimile con más rapidez y facilidad el idioma que se está aprendiendo.

Educar con dos idiomas

Un nuevo estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Georgetown (Estados Unidos) concluye que los niños bilingües de edad temprana pueden aprender con más facilidad otros idiomas en años posteriores, en comparación con los niños monolingües que quisieron aprender un segundo idioma. Hasta la fecha se ha considerado que las personas bilingües tienen más capacidad de aprender otro idioma que las personas monolingües, en este estudio se ha examinado el cerebro de unos y otros, a fin de poder aportar pruebas que puedan apoyar esta hipótesis.

En este estudio participaron dos grupos de personas, uno formado por 13 estudiantes universitarios bilingües, que aprendieron a través de sus progenitores a hablar inglés y mandarín a una edad temprana, el otro estaba formado por 16 estudiantes monolingües, que hablaban inglés con fluidez. Se escogió a los estudiantes que hablaban mandarín e inglés porque ambos idiomas diferían estructuralmente del tercer idioma que estaban aprendiendo, en este caso se trataba de una versión de una lengua románica bautizada como Brocanto2.

Los participantes del estudio aprendieron a hablar y entender este lenguaje, el hecho de que se tratase de un lenguaje artificial, permitió a los investigadores controlar completamente la exposición de los dos grupos al nuevo idioma. Durante una semana, los estudiantes aprendieron este lenguaje, aunque primero se realizó un análisis de los patrones cerebrales con ayuda de un electroencefalograma mientras escuchaban canciones en este idioma. Con esta prueba se captó la actividad natural de las ondas cerebrales mientras el cerebro procesaba el lenguaje. La misma prueba se realizó al finalizar el periodo de enseñanza.

Los expertos encontraron diferencias significativas entre bilingües y monolingües, en el cerebro de los primeros se detectó en el primer día de aprendizaje un patrón de ondas cerebrales específico denominado P600, patrón que se encuentra habitualmente en las personas que hablan su lengua nativa. En cambio, en los segundos (monolingües), este patrón empezó a aparecer durante el último día de aprendizaje del idioma, recordemos que el aprendizaje duró una semana. A esto hay que sumar que los estudiantes monolingües mostraron un patrón adicional de ondas cerebrales que no se encuentra habitualmente en las personas que hablan su idioma nativo.

Los expertos comentan que ha habido mucho debate sobre el valor de la educación bilingüe temprana, este estudio demuestra con datos cerebrales que existen diferencias evidentes, que las personas que crecen siendo bilingües tienen ventaja en el aprendizaje, un beneficio que obtienen por haber aprendido dos idiomas a una edad temprana. Claro, que no sólo se debe hablar del lenguaje, recordemos que en estudios anteriores se ha demostrado que los niños bilingües tienen beneficios cognitivos y desarrollan mejor la memoria de trabajo, un tipo de memoria que se encarga de los procesos relacionados con el almacenamiento o memorización temporal de la información, de ello hablábamos aquí.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Bilingualism: Language and Cognition.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...