Los límites en la infancia, cuándo decir sí o no a los niños

En este vídeo, la psicóloga y psicoterapeuta Gemma Pou nos habla de los límites en la infancia, de cuándo los padres deben decir sí o no a los niños, qué deben tener en cuenta a la hora de tomar las decisiones y cómo han de actuar. Poner límites a los niños es importante ya que contribuye en su desarrollo.

Paternidad

Gemma Pou, psicóloga y psicoterapeuta del centro médico piscológico para la infancia, la adolescencia y la familia ANNE Fundación, explica que los padres se preguntan a menudo cuándo deben decir si o no a las peticiones o conductas de los hijos. En este sentido, en ocasiones resulta complicado establecer unos límites, la experta comenta que es necesario tener en cuenta una serie de aspectos, el temperamento que tienen, la edad evolutiva en la que se encuentran, conocer sus capacidades, las necesidades afectivas que tienen, etc.

Toda esta información marcará el tipo de límites que se deberán aplicar, cómo y cuándo hacerlo, Gemma Pou comenta que los límites son importantes, ya que los niños los necesitan del mismo modo que necesitan comer, beber, conocer cosas, etc. Es necesario que los adultos expliquen a los niños qué pueden o no hacer, la experta apunta que cuando se diga no, sea de forma coherente y de forma consistente.

Dar las oportunas explicaciones es respaldar la decisión y hacer entender al niño las razones, un “no porque no” es algo de lo que pecan algunos padres, siendo un error que antaño se cometía con mucha frecuencia. Ahora, con la democratización de la familia, la mayoría de los padres dan explicaciones razonadas a sus hijos sobre los motivos de un no.

Es importante que ambos progenitores estén de acuerdo en las decisiones, y que los límites que se establezcan sean lo más consensuados posible, no es la primera vez que un padre dice que sí y la madre dice que no, esas contradicciones son percibidas por los niños y no les benefician. Los límites ayudan al desarrollo de los niños, aunque es cierto que siempre buscarán el modo de intentar transgredirlos, pero esto es algo normal que forma parte del aprendizaje, de ahí que sea importante la postura firme de los padres.

La experta comenta que existen situaciones de riesgo, cuando los padres no puedan mantener al niño en su “espacio de niño” y entren en su juego no mostrándose como adultos delante de ellos, pueden aparecer signos de alarma, como el trastorno del sueño, bajo rendimiento escolar, llantos, trastornos de la conducta, etc., lo que requerirá entonces la ayuda de psicólogos y de otros especialistas. El vídeo ofrece una explicación básica, próximamente ampliaremos la información con las explicaciones que proporcionan otros expertos.

Foto | Guillermo Alonso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...