Los juguetes siguen siendo el principal reclamo de las cadenas de fast food

Una investigación muestra que existe una clara relación entre los juguetes que se ofrecen en las cadenas de fast food, los anuncios televisivos que los publicitan y el número de veces que las familias visitan estos restaurantes ante la insistencia de sus hijos. Los resultados demuestran además que los juguetes siguen siendo el principal reclamo de los restaurantes de comida rápida.

Comida rápida con juguetes

Un estudio estadounidense financiado por el ‘Programa de investigación sobre alimentación saludable’ de la Fundación Robert Wood Johnson, concluye que los juguetes siguen siendo el principal reclamo de las cadenas de fast food, algo lógico teniendo en cuenta que los niños quieren ir a comer a este tipo de establecimientos por los juguetes que se ofrecen con los menús. En esta investigación se ha relacionado la emisión de anuncios de las cadenas de comida rápida en la que aparecen los juguetes con la frecuencia que las familias con niños de edades comprendidas entre los 3 y 7 años visitan los restaurantes de comida rápida.

Se analizaron los anuncios de los establecimientos de comida rápida que ven los niños en la televisión y los hábitos alimentarios cuando las familias salían a comer fuera de casa. Los padres informaron sobre el tiempo que veían la televisión los niños y qué programas acostumbraban a ver, las veces que salían a comer fuera, especialmente sobre la frecuencia con la que visitaban un restaurante de comida rápida, y las veces que los niños pedían a sus padres ir a uno de estos establecimientos.

Los resultados parecen no dejar lugar a dudas, según explican los investigadores, hasta un 79% de los anuncios en los que se hace referencia a los juguetes de las cadenas de fast food, se emitían en las cadenas de televisión infantil, algo que delata claramente que se trata de publicidad que tiene la finalidad de captar la atención de los más pequeños. Los expertos pudieron determinar una asociación entre el número de veces que una familia visitaba un restaurante de comida rápida, con el número de televisiones existentes en los hogares y el tiempo que pasaban los niños viéndola. Según los resultados, cuantos más televisores y mayor número de horas veían los niños la tele, con más frecuencia se visitaban estos establecimientos.

Otros datos de interés, aquellos niños que estuvieron expuestos en mayor grado a estos anuncios en los que se ofrecían juguetes con el menú de fast food, eran un 37% más insistentes en pedir a sus padres ir a comer al restaurante de comida rápida. En términos generales, se constató que el 54% de los niños pedían a sus padres ir a comer a los establecimientos que ofrecían juguetes con los menús, porcentaje que se elevaba hasta el 83% en el caso de que los niños coleccionasen los juguetes de este tipo de cadenas.

Las preferencias alimentarias de los niños están moldeadas y condicionadas por la publicidad, lo que muestra hasta qué punto impactan los anuncios en los pequeños. Esto es algo que saben sobradamente las cadenas de comida rápida, por ello han estado tantos años ofreciendo juguetes con los menús infantiles. Ante esta situación, los expertos recomiendan que los niños vean sólo cadenas televisivas sin anuncios, pero creemos que el consejo más acertado es seguir insistiendo en que los Gobiernos regulen la publicidad que se emite, no permitiendo que se puedan llevar a cabo estas prácticas para captar la atención de los niños.

Como explican aquí, cadenas de fast food como McDonald’s, se han visto obligadas por la presión popular, de asociaciones de consumidores y de organismos de salud, a reducir el número de calorías de sus menús y hacerlos algo más saludables, sin embargo, no renuncian a regalar juguetes, algo lógico teniendo en cuenta que son el principal reclamo que logra traer a las familias a comer en sus establecimientos. El deseo de los niños por los juguetes es un claro condicionante de la visita a este tipo de restaurantes, se nos ocurre que se podría poner en marcha un experimento en el que un restaurante de comida saludable ofreciera con su menú un juguete, ¿tendría el mismo efecto que en un fast food?

Hay que apuntar que este estudio se basa en datos del año 2011 y quizá están desfasados, merece la pena recordar este estudio del año 2014 en el que se destacaba que los niños estadounidenses habían perdido el interés por el fast food y estaban mejorando su dieta. Sin embargo, en otros países se siguen emitiendo anuncios de restaurantes de comida rápida en los que se regalan juguetes en horarios y programas infantiles, lo que demuestra que aún queda mucho por hacer para limitar la exposición de los niños al fast food. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Pediatrics.

Foto | frankieleon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...