Los bebés hospitalizados reciben mejor atención si los padres son agradecidos

Según un estudio israelí, los bebés hospitalizados en la unidad de cuidados intensivos neonatales, reciben mejor atención si los padres son agradecidos, es decir, que profieran palabras de agradecimiento a los profesionales por la atención que prestan a sus hijos.

Trato hospitalario a los bebés

Un pequeño estudio desarrollado por Arieh Riskin, directora de la unidad de cuidados intensivos neonatales en el Centro Médico Zion en Haifa (Israel), sugiere que los bebés hospitalizados reciben mejor atención si los padres son agradecidos, es decir, se dirigen a médicos y enfermeras para expresarles su agradecimiento por la atención que han brindado a sus bebés.

Esas pequeñas expresiones de gratitud de padres y familiares facilitan la atención médica y mejoran la seguridad de los pacientes según Arieh Riskin, sin embargo y en nuestra opinión, esto no debería ser un condicionante para proferir una mejor atención. Cierto es que se agradece que se reconozca la labor, la atención que se presta, etc., pero si no hay agradecimiento la conducta no debería variar en lo más mínimo, pero parece ser que es algo que pasa.

La experta comenta que este hecho es algo que muchos creían que era verdad, pero no se había demostrado de forma sistemática, la doctora explica que los agradecimientos tienen un efecto significativamente mayor de lo que se esperaba, explicando mucho más la variabilidad en los resultados del rendimiento del equipo médico que muchas otras intervenciones de seguridad del paciente que se implementan habitualmente y que no reciben agradecimiento.

Para la investigación se solicitó a 43 equipos de la unidad de cuidados intensivos neonatales formados por dos médicos y dos enfermeras, que participaran en talleres de capacitación con simulaciones de problemas comunes de atención aguda que pueden darse en bebés vulnerables. Los equipos fueron asignados al azar a uno de los cuatro modos de interacción con padres, familiares y amigos que se diseñaron, madres que expresaron su gratitud, agradecimientos de los médicos, expresiones de gratitud tanto de madres como de médicos, y un cuarto grupo de control donde la situación era neutral, sin agradecimientos.

Según los resultados, la gratitud materna tuvo el mayor impacto en el rendimiento del equipo médico, hubo mejor comunicación e intercambio de información dentro de cada equipo médico, lo que dio lugar a que se brindara una mejor atención. Esto explica que existiera una variación en el rendimiento del diagnóstico cifrada en un 33%, y una variación en el tratamiento cifrada en un 41%. Hay que tener claro que estos resultados podrían variar significativamente, ya que las pruebas eran simulaciones, y es posible que ante situaciones reales se actúe de forma diferente.

Tampoco se evaluó el impacto de las interacciones sociales negativas, el carácter poco agradable de los padres, etc., situaciones que se han relacionado con peores resultados clínicos en algunas investigaciones anteriores. A pesar de ello, los resultados sugieren que unas palabras de agradecimiento o elogio a enfermeras y médicos son importantes ya que hacen que los profesionales sientan que su trabajo es importante y tiene sentido, lo cierto es que esto ocurre en todos los ámbitos profesionales.

Algunos expertos comentan que es posible que estas expresiones de gratitud activen regiones cerebrales asociadas a las emociones positivas, lo que facilita la colaboración y relación entre familiares y equipo médico. Lo cierto es que no está de más agradecer el esfuerzo que el personal sanitario realice por nuestros hijos, no cuesta nada y según los resultados, se obtienen beneficios significativos.

Podéis conocer más detalles de este curioso estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Pediatrics,

Foto | Jax House

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...