Las quejas más habituales de los niños cuando los padres conducen el coche

Los padres tienen motivos para quejarse del comportamiento de sus hijos cuando van en coche, pero los niños también tienen motivos para quejarse de sus padres cuando conducen. Ford ha elaborado un estudio para conocer qué es lo que más molesta a los niños europeos.

Estudio Ford

La marca de coches Ford ha realizado un estudio en el que se muestran las quejas más habituales de los niños de entre 7 y 12 años cuando los padres conducen el coche. Parece que el hecho de tener que soportar a los padres cuando se ponen a cantar mientras conducen es lo que más molesta a los pequeños, provocando su enfado. Otros motivos que también irritan a los niños es que los padres se alteren y griten a otros conductores mientras conducen o que se hurguen la nariz, algo que los padres les prohíben a ellos.

En el vídeo promocional de Ford que veréis a continuación, a un grupo de niños del Reino Unido se les realiza una serie de preguntas sobre los hábitos de conducción de sus padres. Una de las preguntas que se hace es a quién consideran mejor conductor, al padre o a la madre, la respuesta parece ser unánime, al padre ya que conoce bien el camino, en cambio la madre se pierde o simplemente es mala conductora.

Para apoyar esta escandalosa afirmación, Ford encuestó a 2.000 niños de diferentes países europeos, España, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia, el 61% de los niños consideró que los padres eran mejores conductores que las madres. Con respecto a lo molestos que resultan los progenitores mientras conducen, un 66% de los niños dicen que son muy molestos. Otra conclusión que se obtiene es que la mayoría de los padres les dan a los niños chucherías, les ponen películas o les dejan el teléfono móvil para que se porten bien.

En el estudio también se han observado diferencias significativas entre los países, de media, un 61 por ciento de los niños asegura que sus padres se han enfadado o han dicho palabras malsonantes en alguna ocasión, en este sentido Francia es el país en el que los padres pierden con más frecuencia los nervios al volante llegando hasta el 74% de los casos, en cambio, en países como Italia el porcentaje se reduce hasta el 39%. En España los datos se aproximan a los franceses, hasta un 66% de los padres conductores pierden los nervios mientras conducen.

Al principio hablábamos del Reino Unido, es en ese país en el que los padres que cantan mientras conducen son los menos populares, para un 39% de los niños es un hábito que les molesta mucho. En cambio, a los niños franceses no parece molestarles que canten, pero sí que griten y profieran palabras malsonantes a otros conductores. En Alemania los niños se portan mejor que los de otros países y no necesitan para ello ningún estímulo, un 38% de los pequeños explican que sus padres no tienen que hacer nada para que ellos se porten bien. Con respecto al tema de hurgarse la nariz, de nuevo son los niños británicos los que más se quejan de sus padres, considerando esta acción como el peor hábito paterno, los niños de Italia y Alemania consideran lo mismo y los porcentajes son próximos a los del Reino Unido.

Los padres se quejan del mal comportamiento que tienen los niños mientras conducen, sin embargo, este estudio muestra que los niños también tienen motivos para quejarse de los padres. Estos son sólo algunos de los datos que podéis conocer a través de este Pdf del estudio Ford.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...