La importancia del recreo en el colegio

El recreo no es una recompensa, tampoco es un privilegio, no debe utilizarse como método de castigo privando a los niños de este rato de ocio. El recreo ofrece beneficios cognitivos, sociales, emocionales y físicos, favorece el desarrollo social y emocional, favorece la comunicación, la cooperación, etc.

Recreo en la escuela

Posiblemente a muchas personas en su infancia les habrán castigado en la escuela sin recreo por diversas razones, por no traer los deberes, por hablar en la clase, por no haber acabado las tareas durante la hora previa al recreo y tener que quedarse sin este momento de descanso para acabarlo, etc. Hoy conocemos un artículo de la Academia Americana de Pediatría (AAP), en el que se habla sobre la importancia del recreo en el colegio, descanso o receso necesario que sirve para romper con los rigores académicos asociados a las clases.

La AAP considera que la hora del recreo es muy importante, ya que ofrece beneficios cognitivos, sociales, emocionales y físicos, considerando que se trata de una parte crucial y necesaria para el desarrollo de los niños, por lo que no debe ser en ningún caso reprimido o vetado por razones punitivas o que guarden relación con las tareas académicas. Es decir, no se puede utilizar el recreo para el castigo.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el recreo es un periodo regular de tiempo del día escolar que se dedica a las actividades físicas no estructuradas y el juego, se han realizado varios estudios sobre sus beneficios constatando lo comentado por la AAP. Sin embargo, parece ser que el tiempo de recreo se reduce en favor de las actividades académicas o como sistema de castigo para obligar a los niños a mejorar su comportamiento o rendimiento. Por otro lado, el tiempo de recreo se reduce a medida que los niños son más mayores, y según los expertos, esto es un error.

Del mismo modo que la educación física ofrece beneficios en el rendimiento personal y académico, el recreo ofrece sus propias ventajas únicas, los niños tienen un tiempo para descansar, jugar, moverse, sociabilizar etc., es un respiro esencial que permite que los niños estén más atentos en clase y estén mejor preparados a nivel cognitivo. Esto se ha demostrado a través de varios estudios en los que se concluía que el recreo facilita que los niños sean más productivos a nivel académico.

Esta pausa en las clases promueve el aprendizaje y el desarrollo social y emocional, es un tiempo con el que se interactúa con el resto de compañeros de clase, desarrollando habilidades sociales esenciales. El recreo supervisado por los profesores es una extensión de la enseñanza en las clases que permite aumentar el clima social en la escuela. Los expertos comentan que a través del juego en el periodo de recreo, los niños aprenden a comunicarse, la habilidad de la negociación, la cooperación, la resolución de problemas, el autocontrol, la perseverancia, etc. Si los profesores de antaño hubieran conocido estas investigaciones, posiblemente no habrían restado tiempo de recreo a sus alumnos.

El artículo de la AAP es extenso y habla sobre todos los beneficios que ofrece, cuándo debe realizarse esta pausa y cuánto debe durar, así como las conclusiones orientadas a los profesionales de la educación, a los padres y a los responsables políticos. Claro, que este estudio se realizó en el año 2013 y aunque han pasado pocos años, mucho han cambiado las cosas, especialmente para los niños que son más mayores, ya que el rato de recreo una gran mayoría lo dedica a estar frente a la pantalla del teléfono móvil, por lo que algunos de los beneficios citados en el estudio se diluyen. Pero otros permanecen y revalidan la necesidad de respetar el tiempo de recreo.

En este artículo de Scary Mommy habla una profesora de secundaria sobre el valor del recreo, nada mejor que alguien que vive el día a día en las aulas para explicarnos los beneficios que ofrece este pequeño receso a los niños. La profesora explica que el recreo no es un privilegio, ni una recompensa, no debe ser utilizado como método de castigo u obligación, privarles de este rato de ocio no ayudará a que mejoren como estudiantes, será todo lo contrario.

Aunque esta información ya se ha dado a conocer, en la actualidad se sigue privando de recreo a los niños por diferentes razones, del mismo modo que se ha solicitado que se reduzcan o eliminen los deberes escolares, se debería pedir que se respetara la hora del patio, solicitud que contaría con el respaldo de muchos estudios.

Foto | Herbert Spencer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...