Instagram elimina las imágenes de las mujeres que dan a luz, una censura sin sentido

Una petición en Change.org pide a Instagram que modifique su política de censura y deje de eliminar las imágenes de las mujeres que dan a luz, considerándolas como material ofensivo o pornográfico, algo que no tiene sentido. La petición propone soluciones coherentes y razonables, ya veremos si Instagram decide, al final, cambiar su actual política sobre este tipo de imágenes.

Fotografías de parto

La red social Instagram elimina las imágenes de las mujeres que dan a luz, clasificándolas como si se tratara de pornografía o material ofensivo, como los discursos de odio, las amenazas de violencia, etc. Parece ser que todo lo que rodea el parto, el momento en el que el bebé asoma la cabeza por el canal de parto, la posición que se adopta, etc., son imágenes denunciadas por usuarios, se trata de una censura directa que no permite que se puedan ver fotografías de un nacimiento fisiológico.

Las imágenes dando a luz parecen ser consideradas demasiado desagradables, se trata de una política de tolerancia cero hacia los genitales independientemente del contexto. Según la política de Instagram, no se permite la desnudez, y dado que en un parto la desnudez es un hecho relevante (aunque evidentemente no tiene nada que ver con las imágenes de relaciones sexuales, desnudos y demás) se categorizan directamente en el contexto pornográfico. Con ello, es irremediable que se lance el mensaje de que dar a luz es ofensivo y obsceno, por lo que las imágenes no deben mostrarse.

A finales de 2017 una enfermera de Los Ángeles llamada Katie Vigos, lanzó una petición en Change.org solicitando a la red social permitir las imágenes de nacimiento sin censura, se necesitan 25.000 firmas y de momento ya se han superado las 21.000 recogidas. En esta petición explica que en los últimos años se ha creado una comunidad en torno al nacimiento de los bebés, donde se celebra la experiencia del embarazo y el nacimiento y se comparten historias inspiradoras y recursos educativos. Son miles de seguidores que claman un cambio en la política de Instagram, ya que inhiben y desalientan el trabajo que realizan todas estas personas, eliminando fotografías y cerrando cuentas.

Es inconcebible que se pueda clasificar el parto en una categoría de material sensible, por ello, en esa solicitud se pide a la red social que colabore con los usuarios para encontrar una solución. Para ello se propone categorizar el contenido relacionado con el nacimiento como material educativo, permitir que se publiquen imágenes de nacimiento borrosas o atenuadas, de modo que los usuarios las puedan ver al hacer clic sobre ellas, introducir capas de protección a las cuentas que muestran fotografías de este tipo, etc. Todo ello permitirá normalizar el nacimiento y empezar a eliminar el estigma de la sociedad en torno a un evento milagroso que a todos nos ha dado la vida.

Censura en Instagram

La enfermera comenta que el objetivo es normalizar el parto y enseñar a las mujeres lo que sucede en su cuerpo, sin un conocimiento adecuado, las mujeres no son capaces de confiar en ellos y tomar decisiones informadas en la sala de partos, etc. Parece ser que el detonante de esta campaña fue una serie de fotografías de un parto compartidas por una doula en su página, que Instagram censuró y eliminó, lo que provocó que la doula tuviera una sensación de vergüenza y tristeza, como si hubiera hecho algo inapropiado, pero lo cierto es que no tenía nada de qué avergonzarse.

Katie Vigos vio las fotografías de la doula y las compartió, siendo las imágenes que más “me gusta” recibieron de la historia de su perfil de Instagram, sin embargo, se eliminaron, lo que le impulso a poner en marcha la campaña. Este tipo de censura tiene que terminar, no hay nada obsceno en un parto e Instagram debería considerar la petición, tanto avance y tanta tecnología y resulta que en un tema tan natural como es el nacimiento, existe un enorme atraso. Os invitamos a leer este artículo publicado en el periódico The Guardian sobre el tema, no tiene desperdicio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...