Explicar a los niños qué representa el árbol de Navidad

Muchos niños y niñas disfrutan colocando y decorando el árbol de Navidad, para ellos marca el inicio de la cuenta atrás para la llegada de la Navidad, las vacaciones, los regalos…, pero pocos saben lo que realmente representa el árbol de Navidad. Por ello, merece la pena explicar un poco su historia y su significado, siempre en un lenguaje adaptado a su comprensión.

Significado del árbol de Navidad

Seguramente algunos niños y niñas han preguntado qué representa el árbol de Navidad, otros simplemente saben que se trata de algo que se asocia a las fiestas navideñas, al lugar en el que Papá Noel o los Reyes Magos dejan los regalos, y ni siquiera preguntan. Es recomendable enseñar a los niños el origen y significado de las cosas siempre en un lenguaje adecuado para su comprensión, y en el caso del árbol de Navidad, quizá resulta complicado cómo explicar a los niños qué representa.

Como sabemos, a principios de diciembre en muchos hogares de nuestro país ya se ha puesto y decorado el árbol de Navidad, uno de los elementos más tradicionales de las fiestas navideñas, cuya instauración en nuestro país llegó de la mano de la princesa rusa Sofía Troubetzkoy, casada con un aristócrata español. Según la historia, parece ser que fue en Madrid, y concretamente en el desaparecido Palacio de Alcañices, donde se colocó el primer árbol de Navidad en el año 1870.

Por lo visto, la costumbre de adornar un árbol tiene su origen en una celebración del nacimiento de Frey, un dios de la mitología nórdica. Con la evangelización de los habitantes del norte de Europa por los católicos, se adoptó esta costumbre para la celebración del nacimiento de Jesús, cambiando su significado inicial. Si analizamos la historia, podremos comprobar que muchas celebraciones y tradiciones católicas han sido heredadas de otras culturas y religiones.

Como decíamos, hoy en día el árbol de Navidad es un elemento decorativo asociado al lugar donde se colocan los regalos, y no son muchas las personas que conocen su significado religioso, el árbol recuerda al árbol del Paraíso, a la llegada del Mesías, a la representación de la vida eterna, etc. Otro detalle que merece la pena destacar es la forma del árbol de Navidad, se suele utilizar una conífera por su forma triangular (un abeto), ya que esta figura representa el dogma central sobre la naturaleza de Dios, la Santísima Trinidad.

Muchos elegimos bonitos elementos decorativos para el árbol, bolas, lazos, luces y otros adornos, pues bien, estos adornos también tienen un significado y cometido especial, los lazos representan la unión familiar, las luces representan la luz de Cristo, las bolas simbolizan los dones que Dios ha otorgado a los hombres, las estrellas simbolizan la fe y recuerdan a la estrella de Belén. Claro, que en la mayoría de casas se adornan buscando crear un llamativo elemento decorativo con cierta estética y estilismo, y sólo hay un significado, recibir la temporada navideña.

Pero para la mayoría de los niños y niñas, el árbol de Navidad no representa nada de todo lo comentado (en la gran mayoría de los casos), simplemente marca el inicio de la cuenta atrás para que llegue el periodo vacacional, Papá Noel, los Reyes Magos, las reuniones familiares, los juguetes, etc. Hoy en día se puede decir que el árbol es un símbolo del consumismo, y no esta mal explicar a la infancia sus orígenes, sus significados y representaciones, a fin de cuentas, es parte de nuestra cultura y el conocimiento es siempre beneficioso.

Foto | Jonatan dominguez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...