Existe una gran brecha en la educación sobre el cambio climático en las escuelas

Un estudio y varias encuestas realizadas en Estados Unidos, muestran que existe una gran brecha en la educación sobre el cambio climático en las escuelas. Aunque una gran mayoría de profesores ve interesante enseñar sobre este tema, más del 50% del profesorado no habla sobre el cambio climático, algo que resulta contraproducente.

Educación medioambiental

En teoría, la gran mayoría de los padres y maestros de países como Estados Unidos, quieren que los niños aprendan sobre el grave problema del cambio climático, sin embargo, y según los resultados de un par de encuestas realizadas por NPR y Ipsos, existe una gran brecha en la educación sobre el cambio climático en las escuelas, la mayoría de los maestros y padres no enseñan nada sobre esta cuestión.

En las encuestas participaron 1.007 padres y 505 maestros, un 80% de los padres y un 86% de los maestros estaban de acuerdo con incluir el cambio climático y todas sus consecuencias en el plan educacional. Sin embargo, sólo el 45% de los padres y el 42% de los profesores enseñan o hablan sobre el cambio climático con los niños, esto indica que un 55% de los profesores no hablan con sus alumnos sobre el cambio climático. Esto es un error, el cambio climático es una realidad y sus consecuencias se hacen notar cada vez más año tras año, es un problema del que se debería hablar con los niños si se quiere formar adultos responsables y concienciados con el problema.

Los profesores argumentan que no hablan de este tema porque no guarda relación con las materias que enseñan, otros comentan que no saben lo suficiente acerca del cambio climático, o que no cuentan con el material didáctico adecuado para poder enseñar a los niños sobre esta materia. Pero lo cierto es que es difícil ver como el cambio climático no puede integrarse en muchas materias, perfectamente puede estar en las ciencias, la economía o la historia entre otros.

Estos resultados se presentan en un momento en el que los niños expresan en las escuelas su preocupación por el problema y por el mundo que van a heredar, se puede considerar que se trata de una gran negligencia por parte de los adultos y en especial de las políticas educativas. Hay que recordar que existe un movimiento estudiantil que crece cada año en el mundo y que protestan por la inacción global sobre el cambio climático. Los jóvenes están más alarmados ante este problema que los adultos, así se muestra en algunas encuestas realizadas el año pasado, donde el 70% de los estadounidenses de entre 18 y 34 años están preocupados por el cambio climático, en comparación con el 56% de los adultos a partir de 55 años.

Algunos profesores no han dudado en incluir la problemática del cambio climático en el plan de estudios desde hace años, considerando que es necesario llevar a cabo una enseñanza real donde se cubren todos los efectos y consecuencias del cambio climático en la flora y la fauna, en las comunidades humanas, en la industria, los negocios, la migración, etc. Los profesores que realmente quieren enseñar sobre este tema a los niños, cuentan con mucho material a su disposición, si los niños son el futuro, es necesario enseñarles bien para que puedan liderar un camino hacia un mundo más respetuoso y sostenible.

El artículo publicado en NPR sobre este tema es interesante, aunque se habla sólo de los niños y jóvenes estadounidenses, creemos que los datos se pueden aplicar a otros países. Sería interesante saber cómo actúa el profesorado español y qué porcentaje tiene en su plan educacional el cambio climático. Si ocurre como con la alimentación, se puede decir que las enseñanzas son mínimas y que no se está educando en un área que es crucial para las siguientes generaciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...