Es recomendable que los niños disfruten de los juegos al aire libre

Es recomendable que los niños disfruten de los juegos al aire libre desde que son pequeñitos, con ello se logra que desarrollen muchas habilidades que serán de gran utilidad a lo largo de su vida, las relaciones sociales, la confianza, la autonomía, las habilidades de liderazgo y cooperación, etc.

Jugar en el campo

Una buena parte de los niños de hoy en día pasan muchas horas frente a las pantallas, ven la televisión, el tablet o el móvil, juegan con videojuegos, etc. A esto añadimos que tienen que hacer los deberes del colegio, estudiar… el resultado es una vida poco activa que no beneficia ni al organismo ni a la mente.

Es recomendable que los niños disfruten de los juegos al aire libre, así concluyen los expertos apuntando que el contacto con la naturaleza o el exterior, contribuye al desarrollo de las capacidades físicas, la confianza, la autonomía, la mejora de las habilidades sociales o las habilidades de liderazgo y cooperación. Por el contrario, si apenas se disfruta de tiempo de juego en el exterior, se corre el peligro de que los niños se vuelvan sedentarios aumentando el riesgo de sobrepeso y obesidad, de que desarrollen problemas de conducta, tengan poca capacidad de relacionarse y desarrollar habilidades sociales, etc.

Los niños que juegan al aire libre se encuentran en un escenario ideal para desarrollar la imaginación y la creatividad, tienen a su abasto un gran abanico de oportunidades para aprender, observando, explorando y experimentando por sí mismos. A partir de los 6 años de edad, es muy recomendable realizar excursiones al aire libre y en familia, realizar actividades culturales que despierten su curiosidad e interés por saber más.

El uso de los dispositivos móviles debe restringirse, igual que el tiempo de ocio frente al televisor, el tablet o el ordenador, es recomendable salir al parque y fomentar la interacción con otros niños o con la propia familia a través del juego. Hoy en día podemos ver a bebés que ya están frente a la pantalla del tablet, algunos padres les dejan el dispositivo con buenas intenciones y pensando que así aprenden, otros para que se entretengan y así puedan realizar labores del hogar o estar un rato descansando, esto es en un gran error, ya que lo que más necesitan los pequeños es interactuar con sus padres, de este modo pueden desarrollar sus habilidades sociales y ganar confianza y seguridad.

Salir de paseo es recomendable para que vean el mundo que les rodea, hay que recordar llevar siempre juguetes que les entretengan y estimulen sus sentidos y habilidades, como los juguetes musicales. Cada etapa del desarrollo requiere de unas necesidades concretas, por ejemplo, cuando los niños tienen ya dos años, empiezan a ser independientes en el juego, por ello es recomendable que se relacionen con otros niños para que aprendan poco a poco a desarrollar las habilidades sociales. Los expertos comentan que a partir de esta edad es ideal que realicen media hora de ejercicio moderado cada día, pero siempre a través del juego.

Cuando los niños cumplen cuatro años sienten un gran interés por el entorno que les rodea, observan, imaginan, deducen, todo son procesos sujetos a la parte creativa que gana un lugar importante en el aprendizaje. Por tanto, acostumbrar a los niños a disfrutar del aire libre y los juegos en compañía, ayudará a que se desarrollen, estén más sanos y sean más felices, evitando esa dependencia de los dispositivos electrónicos.

Foto | es.topsportholidays.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...