Es necesario disfrutar de las comidas en familia todo el año

Para que los niños coman mejor, para que se afiancen lazos afectivos y para que se desarrollen valores positivos, es interesante disfrutar de las comidas en familia todo el año, no sólo en estos días festivos.

Comidas familiares

Las fiestas navideñas se caracterizan por las reuniones y las comidas en familia que se celebran, eventos en los que se afianzan los vínculos afectivos, se habla, se ríe y se disfruta con la compañía y la buena mesa. En un entorno más intimo (padres e hijos), en algunas familias todos los miembros no pueden comer juntos a diario por distintas cuestiones, pero especialmente por motivos laborales, una lástima, ya que como hemos comentado en varias ocasiones, comer en familia proporciona muchos beneficios.

Comer en familia incrementa las posibilidades de que los niños coman de todo, que exista una relación más profunda entre padres e hijos, que los niños sean más participativos en las conversaciones, que adquieran buenos hábitos, etc. La hora de la comida tiene una función social y es interesante potenciarla mediante una serie de rutinas simples, procurar crear un ambiente distendido y relajado, a ser posible sin ver la televisión y procurando que siempre se desarrolle una conversación familiar.

Es necesario disfrutar de las comidas en familia todo el año, pero lamentablemente es un hábito que se está perdiendo, que todos los miembros de la familia coincidan para poder comer juntos se ha convertido en ocasiones en algo puntual, cuando debería ser lo habitual. Son varias las agencias de salud que recomiendan disfrutar de las comidas en familia, al menos una vez al día, aunque sea la hora de la cena, momento en el que es más fácil que coincidan todos los miembros de la unidad familiar. Recordemos que este consejo está enmarcado en los consejos para una alimentación infantil saludable.

Como información complementaria, os recomendamos retomar la lectura de este post sobre los 10 mejores consejos para cuidar el ambiente familiar en la hora de la comida, y este otro en el que un estudio demostraba que realizar comidas ocasionales en familia facilita que aumente el consumo de fruta en los niños, así como la ingesta de alimentos vegetales.

Volviendo al tema, es interesante seguir algunos consejos que ayudarán a instaurar las comidas en familia, como realizar al menos una comida al día juntos (como ya hemos comentado, la cena). En este sentido, hay que buscar el modo en que niños y adultos cenen juntos, de acuerdo que a veces los niños cenan antes porque se han de acostar antes, pero los adultos pueden modificar un poco su horario para cenar con ellos.

Es interesante planificar las comidas con antelación, así se garantiza que todos los miembros de la unidad familiar comerán lo mismo, no es la primera vez que un adulto cena cualquier cosa por estar cansado, por lo que preparar comidas con antelación puede mejorar su alimentación y facilitar comer juntos. La comida es un acto social de importancia y merece esa atención, todos los miembros deben estar involucrados, cocinar, preparar la mesa, retirarla… es un modo de que todos participen y también de repartir el trabajo. Como comentan aquí, la comida debe realizarse en un ambiente relajado y sin prisas, ya que es el mejor modo de disfrutar de los alimentos.

Por supuesto, a nadie le gusta que le amarguen la comida, por lo que hay que evitar los conflictos en la mesa, algo que lamentablemente ocurre en algunas familias cuando coinciden a la hora de comer, ya sea en las comidas navideñas o en las de diario. En este sentido, un consejo adicional para estos días festivos, es necesario dejar a un lado cualquier tema de discusión durante la comida, se trata de un momento de reunión que se ha de ensalzar y que debe pesar más que otras cuestiones. Esto lo verán los niños, un ambiente familiar saludable les enseña y educa.

Foto | Aidan Beanland

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...