El ajedrez es un buen juego para incluir entre los regalos de Navidad de los niños

El ajedrez es uno de los juegos de mesa que más beneficios pueden aportar al desarrollo de los niños, esta es una de las razones por las que puede ser una buena idea incluirlo entre los regalos de Navidad para niños a partir de dos o tres años de edad. Conoce aquí algunos de los beneficios que ofrece.

Juegos de mesa para niños

El ajedrez es un juego que se debería incluir entre los regalos de Navidad de los niños por todos los beneficios que ofrece, contribuye a mejorar la concentración, la memoria, la lógica, el razonamiento, la creatividad, el desarrollo intelectual… Son muchos los expertos que lo recomiendan como juego indicado especialmente para los niños, además de los beneficios descritos, puede facilitar que afloren habilidades que no se han desarrollado a través de los medios educativos tradicionales.

No sólo promueve y mejora los aspectos citados, también contribuye en la mejora de la autoestima, la confianza, las habilidades de comprensión y comunicación, el reconocimiento de reglas y patrones, el aprendizaje del valor del trabajo duro, el compromiso, la objetividad y la socialización. No estamos adulando al juego, lo que pretendemos es mostrar su gran potencial y por qué es interesante que los niños lo practiquen, ya hay demasiados juegos tecnológicos en la carta de Papá Noel o los Reyes Magos, y probablemente seducen más que este juego de mesa, pero no brindan tantos beneficios como lo hace el ajedrez.

Es recomendable introducir a los niños pequeños en el juego del ajedrez, la introducción debe llevarse a cabo de forma gradual, enseñándole cómo se llaman las piezas, qué movimientos realizan, y practicar esos movimientos hasta que los dominen. Posteriormente hay que introducirlos poco a poco en el mundo de la estrategia y lógica del juego, cómo se puede predecir el siguiente movimiento realizado por el adversario y en base a su movimiento, cómo se debería responder. Hay que decir que para algunos niños se les hace un mundo aprender los movimientos y algunos lo encuentran aburrido, algo resultante de la incomprensión de su funcionamiento, pero cuando se supera esta etapa, descubren un mundo de emoción y disfrute, llegando a divertirse y apasionarse.

Son muchos los pedagogos, psicólogos y otros expertos que reconocen que el ajedrez es uno de los juegos de calidad que todo niño debería practicar, ya que proporciona un aprendizaje y valores que utilizará a lo largo de su vida. Hay que destacar que se han estudiado los efectos del ajedrez a través de su instauración en las escuelas, los resultados han mostrado que gracias al juego se han reducido significativamente los problemas de comportamiento y se ha mejorado el rendimiento académico, basta con recordar que las matemáticas y el ajedrez utilizan el mismo tipo de razonamiento.

A muchos padres les sorprendería saber que los niños pequeños tienen una capacidad especial para comprender la dinámica del ajedrez, a medida que se introducen en el juego, llevan a cabo una “gimnasia cerebral” que les facilita poder alcanzar todos los beneficios descritos. Los padres que no saben jugar al ajedrez, tienden a dejar a un lado este juego y optar por otros juegos de mesa, los padres que han jugado al ajedrez y son conscientes de lo interesante y apasionante que puede llegar a ser, e intentan compartir esa pasión con los más pequeños, aunque no siempre con el éxito esperado y aquí entra en juego el modo en el que se debe enseñar a jugar al ajedrez.

A veces se opta por recurrir a este juego en formato digital, pero la verdad es que no resulta tan fascinante como cuando tienes delante a un adversario, por ello, lo mejor es utilizar el sistema tradicional y armarse de paciencia, como hemos comentado, enseñar primero los movimientos y dejar que los niños jueguen con las piezas como si fueran muñecos, poco a poco y una vez que sepan mover las fichas, se podrá empezar a enseñar cómo se desarrollan las estrategias básicas para ganar al contrincante.

Así que ya lo sabéis, pensar en regalar un juego de ajedrez para Reyes o papá Noel no es una mala idea, pero siempre contando que después juguemos con los niños, ya que por el simple hecho de compartir un rato de ocio con ellos, se incrementan las posibilidades de que quieran jugar e introducirse en este fascinante juego. Para los padres que no saben jugar y que quieren que sus hijos aprendan, os recomendamos ver el siguiente vídeo, seguro que os resultará muy práctico.

Foto | Seth Stoll

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...