Durante el embarazo es igualmente necesario ponerse el cinturón de seguridad

Es necesario que ninguna mujer tenga duda de que durante el embarazo es igualmente necesario ponerse el cinturón de seguridad, no supone ningún riesgo para el futuro bebé y puede salvar la vida de la madre y del bebé, lo único que hay que tener en cuenta es que se debe colocar correctamente.

Seguridad al volante en mujeres embarazadas

Seguramente habréis visto en los medios de comunicación que en los controles que realiza la guardia civil, se sigue denunciando a muchas personas por no utilizar el cinturón de seguridad, a pesar de todas las campañas, de las multas y retirada de puntos, y de que supone un grave riesgo para la vida en caso de un accidente de tráfico. Pues en este grupo de infractores también se encuentran algunas mujeres embarazadas, otras llevan al bebé en el asiento de delante, amamantándolo y, además, sin el cinturón.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, es necesario repetir una y otra vez lo importante que resulta llevar esta medida de seguridad, ya sea como conductor/a o como pasajero/a. Hoy queremos centrarnos en el embarazo y recordar que no es un impedimento y que es igualmente necesario ponerse el cinturón de seguridad en los viajes en coche, eso sí, tomando una serie de precauciones.

Lo primero es recordar que el cinturón se debe colocar de una forma correcta, llevarlo como recomienda la DGT (Dirección General de Tráfico) puede salvar la vida de la futura mamá y de su bebé en el caso de accidente, la DGT informa de que el cinturón no es peligroso para el bebé, algo que algunas madres creen a pesar de toda la información que se ha dado a conocer.

Colocar el cinturón de seguridad de forma correcta es muy sencillo, la banda inferior se ha de colocar por debajo del vientre y justo por encima de los huesos de la pelvis. La banda superior tiene que pasar por encima de la zona media del esternón y la clavícula tal y como podéis ver en el vídeo. En ningún caso se debe colocar sobre la barriga, por debajo del brazo o de la axila, ya que esta posición sí supondría un riesgo para madre e hijo.

Otros consejos a tener en cuenta, nunca hay que utilizar un cojín delante de la barriga o unas pinzas que sujeten el cinturón, ya que no ofrecería la seguridad esperada. En el caso de no conducir y ser pasajera, la mujer embarazada debe sentarse en el asiento trasero central, siendo el más seguro. Si la mujer debe conducir, hay que recordar que la distancia entre el vientre y el volante debe ser de, al menos, 20 centímetros.

Como podéis comprobar son consejos simples y fáciles de ejecutar, llevar el cinturón de forma correcta reduce significativamente el riesgo de lesiones y muerte en el caso de sufrir un accidente, dado que se acerca el periodo vacacional y se realizan más salidas en coche, merece la pena recordar este tipo de consejos.

A través de la página oficial de la Fundación Mapre, podréis conocer estos y otros consejos relacionados con la conducción durante el embarazo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...