Dejar que los bebés duerman la siesta a la intemperie

En el Reino Unido se ha introducido en una guardería la costumbre escandinava de dejar que los bebés duerman la siesta a la intemperie, eso sí, bien abrigados para que no pasen frío. Los responsables de la guardería consideran que es una práctica saludable que ayuda a que los bebés descansen mejor y tengan menos enfermedades.

Bebés durmiendo la siesta

Un método escandinavo común desde la década de los años 50 está poniéndose de moda en la actualidad en Reino Unido, se trata de dejar que los bebés duerman la siesta a la intemperie. La guardería Paddock Wood, situada cerca de la localidad de Angmering, en el Condado de Sussex, coloca a los bebés al aire libre junto a una leñera, en un prado, cerca del bosque, etc., perfectamente abrigados en sus sillas de paseo o improvisadas cunas para que duerman la siesta.

Los padres creen que con este sistema se reduce el riesgo de que los niños enfermen, ya que refuerza su sistema inmunológico, además, les ayuda a estar más relajados y a dormir más de lo que lo harían si estuvieran dentro de la guardería. Los expertos comentan que no es algo peligroso siempre y cuando los bebés estén bien abrigados para que no pasen frío, y obviamente, que estén vigilados en todo momento.

De momento son ocho los bebés que están viviendo esta experiencia, aunque la siesta que realizan resulta algo cara, los responsables de la guardería cobran 8 libras esterlinas por hora (unos 9 euros). La responsable de esta iniciativa comenta que se trata de un sistema natural que está siendo bien aceptado, disfrutar de una siesta al aire libre resulta gratificante para los niños, al menos desde la experiencia que tiene con sus hijos, que siempre durmieron la siesta al aire libre.

Para llevar a cabo esta propuesta, la guardería ha adquirido unas sillas de paseo de gran calidad, adecuadas para que los bebés pueden dormir la siesta, también se ha provisto de mantas térmicas y sacos de dormir para asegurar que los niños no pasarán frío. La responsable de la guardería comenta que el sistema también se utilizaba en Nueva Zelanda, y que lamentablemente se ha perdido este encantador método para el descanso diurno de los bebés y por ello quiere recuperarlo.

Afirma que son muchos los beneficios de dormir al aire libre para el bebé, no es necesario cerrar persianas ni mantener un absoluto silencio, es mucho más natural dormir en estas condiciones, en comunión con la naturaleza y despertándose con el sonido del canto de los pájaros. En varias localidades de los países nórdicos es habitual que los padres dejen a sus bebés fuera para que duerman la siesta, se pueden ver sillas de paseo alineadas en la salida de una cafetería, mientras los padres disfrutan del calor y de un café caliente. Lo cierto es que nosotros no estamos en comunión con todos estos argumentos…

Descando infantil

En fin, afirman que la incidencia de enfermedades es menor y los niños parecen estar mucho más saludables, quizá sea una especie de moda en algunos países, pero en otros es una práctica que se realiza desde hace décadas, eso sí, siempre controlando que la temperatura ambiental no sea extremadamente fría, si se llegaba a los 10-15º C bajo cero, se recogía al bebé para llevarlo a casa o donde correspondiera. En Suecia, en la mayoría de las guarderías se pueden ver filas de cochecitos situados en la nieve durante la hora de la siesta, algo que seguramente escandalizaría a más de un padre que vive en un clima mediterráneo.

Por cierto, que los niños que duermen fuera tienen menos resfriados y tos es algo cuestionado, al menos así se refleja en los informes de la Agencia de Protección del Medio Ambiente sueca, algunos estudios muestran que los niños enferman menos, en otros no se aprecian diferencias, por lo que los datos no son concluyentes. Los expertos creen que la diferencia radica en cómo estén de abrigados los niños, cierto es que un poco de aire fresco no le hace mal a nadie, pero pasar frío, y más siendo bebés, puede ser totalmente contraproducente.

Anteriormente ya hemos hablado de este tema, pero hasta la fecha no se había producido una migración de esta costumbre, ahora se introduce en el Reino Unido y posiblemente sea secundada por otras guarderías del país, veremos si llega a España.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...