Consejos para que los niños disfruten de la Verbena de San juan con seguridad

Como cada año, queremos ofreceros algunos consejos que serán de gran ayuda para garantizar que los niños puedan disfrutar de una Verbena de San juan con alegría y seguridad. Son consejos básicos relacionados con la manipulación del material pirotécnico, que en ocasiones son ignorados por exceso de confianza o imprudencia.

Petardos de San Juan

En un par de semanas se celebrará la Verbena de San Juan, un día señalado que muchos niños esperan para poder disfrutar con los elementos de pirotecnia, petardos, bengalas, cohetes, volcanes, etc. Y por supuesto, también de la deliciosa coca de San Juan y otros dulces tradicionales que se sirven para la ocasión. Como cada año, queremos lanzar las recomendaciones que permitirán disfrutar de la verbena con seguridad, evitando accidentes que pueden malograr la celebración.

A pesar de que cada año se proporcionan consejos para que los niños disfruten de la Verbena de San Juan con seguridad, no dejan de producirse accidentes relacionados con el material pirotécnico, lo que obliga a seguir realizando campañas e informando a padres y niños sobre las pautas de comportamiento que se deben seguir. Una de las razones por las que se producen los accidentes con el material pirotécnico es el exceso de confianza, y la falta de apreciación del verdadero peligro que encierran, eso se comprueba al ver a niños manipulando petardos cuya mecha se ha apagado y resulta muy corta, o simplemente no tienen mecha y quieren recuperarlo y explotarlo.

También podemos ver a niños manipulando petardos que no son propios de su edad, no se los han vendido los establecimientos, ya que éstos cumplen rigurosamente la legislación, el material se lo puede haber facilitado cualquier otra persona de confianza. Tirar petardos a los pies de adultos o a otros niños para asustarlos es algo que también hemos visto en alguna ocasión, no importa que sean pequeños, pueden provocar quemaduras y sobresaltos que deriven en otros accidentes. Por tanto, la primera regla se dirige a los padres, deben hablar con sus hijos e intentar concienciarles sobre los riesgos que conlleva la manipulación de petardos y otro material pirotécnico.

Pero aun así, lo mejor es acompañar y supervisar a los niños, la presencia de un adulto responsable evitará acciones imprudentes, dejar los petardos en manos de los niños y dejar que vayan a su aire es un error y un peligro. Los padres deben ser estrictos y procurar que se sigan escrupulosamente las recomendaciones que se proporcionan en los envases del material pirotécnico, así como en los establecimientos donde se comercializan. Cada grupo de petardos está dirigido a un determinado rango de edad, siendo una norma que no debe ser violada, de lo contrario se corre el riesgo de que los niños tengan un despiste o sean imprudentes, sufriendo un accidente que dará al traste con la celebración, aunque esto es lo de menos, lo que hay que evitar es que los niños se lastimen.

Las bengalas no son un caso aparte, se suelen ver como elementos poco peligrosos, sin embargo, pueden provocar quemaduras importantes, no es la primera vez que un niño quiere coger la bengala precisamente por el lugar donde está prendida. Tampoco son caso aparte las fuentes de luz, que no exploten no quiere decir que no puedan provocar un accidente o un incendio. Es necesario colocarlas en una zona libre de personas y vegetación, encenderlas y apartarse unos metros para evitar las chispas.

Manipular los petardos con seguridad es muy importante y debe ser adecuado a la edad de cada niño, no se deben sujetar los petardos con la mano para encenderlos y lanzarlos, no se debe utilizar un mechero para ello, ya que se corre el riesgo de quemar parte de la mecha y provocar que explote antes de tiempo, Es necesario desechar los petardos que se han quedado sin mecha o la tienen muy corta, no hay que acercarse a un petardo que no haya explotado y que da la impresión de que la mecha se ha apagado, ya que se puede reactivar y explotar.

Estas son algunas reglas básicas de seguridad que se deben aplicar a prácticamente todo el material pirotécnico, cohetes, fuentes y todo aquello que incluya una mecha. Los petardos se han de colocar en el suelo y encenderlos con una “mecha” que se puede adquirir en las casetas y establecimientos de pirotecnia. Siguiendo estas reglas sencillas, se podrá disfrutar de una verbena con diversión y seguridad.

Merece la pena dar un vistazo a esta página de la Generalitat de Catalunya en la que se habla de la prevención de accidentes en la Verbena de San Juan.

Foto | Mikel Seijas Alonso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...