Cómo se inicia la producción de leche materna

En el vídeo vais a poder conocer de forma resumida y fácil de entender, cómo se inicia la producción de leche materna y el proceso por el que pasan los senos a lo largo del embarazo para que estén a punto para el momento en el que nazca el bebé.

Leche materna

Durante el embarazo, la estructura de los pechos cambia poco a poco, se forma una compleja red de conductos galactóforos, células específicas productoras de leche a partir del tejido interno del pecho, se produce un aumento del tamaño, etc., todo un conjunto de cambios que tienen como objetivo poder iniciar la producción de leche materna tras el parto.

En el vídeo que veréis a continuación se explican de un modo claro y sencillo todos estos cambios y cómo se inicia la producción de leche materna, se trata de un trabajo audiovisual que ha sido editado por Medela, reconocida marca suiza especializada en el diseño y fabricación de complementos y accesorios para la lactancia materna.

Los pechos empiezan a madurar y transformase durante las distintas etapas del embarazo, a las cuatro semanas de la concepción se empieza a formar la red de conductos galactóforos o conductos mamarios, responsables de transportar la leche materna desde los lóbulos mamarios hasta los pezones. Paralelamente empiezan a aparecer los lactocitos, células especializadas en la producción de leche formadas a partir del tejido glandular, estas se encargan de recoger de la sangre aquellos ingredientes con los que elaborarán la leche materna, proteínas, grasas, minerales, lactosa, etc.

Durante el embarazo, los pechos pueden aumentar hasta un 46% su tamaño, algo lógico teniendo en cuenta que se preparan para la lactancia, este aumento se produce gracias a la acción de las hormonas durante la gestación, se produce un incremento en el suministro de sangre a los pechos, lo que puede originar que se observen venas azuladas bajo la piel.

En algunos casos y a partir del segundo trimestre del embarazo, algunas mujeres tienen secreciones cuyo cometido es evitar que se agrieten y resequen. Hay que decir que la cantidad de leche que se produce dependerá de la cantidad de tejido productor y no del tamaño del pecho, ya que este puede contener exceso de grasa, materia que no produce leche, por lo que unos pechos más pequeños pueden producir más leche que otros más grandes.

A partir de las 15 semanas del embarazo, los lactocitos empiezan a trabajar, pero la producción de leche no se iniciará hasta que el bebé nazca. Si queréis conocer más detalles sobre este y otros temas relacionados con la lactancia materna, os recomendamos leer el ebook gratuito “La increíble ciencia de la leche materna” editado por Medela. Se trata de una publicación de seis capítulos bastante completa, para conocer a fondo un tema tan interesante como es la producción de la leche materna.

Foto | Yovany Camacho

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...