Carta de un padre de un niño autista

Hoy nos emociona y entristece la carta de un padre de un niño autista, una carta que además de expresar la tristeza que tiene el padre porque su hijo no tiene amigos, tiene el cometido de denunciar que no se aceptan ni abrazan las diferencias, que se produce una exclusión en silencio que daña a quienes son “diferentes”

Cuestionario infantil

Sobre estas líneas podéis ver un cuestionario escolar cumplimentado por Christopher, un niño autista de 11 años de edad que vive en la ciudad estadounidense de Rockaway (Nueva Jersey). El cuestionario, junto a otros cumplimentados por el resto de niños de la clase, fue colgado en la pared y Bob Cornelius, el padre del pequeño, le hizo una fotografía sintiéndose orgulloso de su hijo.

Pero al llegar a casa y mirar la fotografía pudo comprobar que en este cuestionario, en el que el pequeño tenía que contestar cuál era su comida favorita, el nombre de su profesora, etc., contestaba “nadie” en una pregunta sobre sus amigos. Esta respuesta entristeció profundamente al padre, teniendo la necesidad de compartir públicamente a través de una carta su sufrimiento y también para denunciar la situación de su hijo provocada por su autismo.

En Facebook compartió la imagen del cuestionario y una extensa carta en la que explicaba lo ocurrido, por qué le ha entristecido tanto la respuesta de su hijo sobre el tema de los amigos, del problema de que el resto de niños no acepten y abracen las diferencias de los demás, de la profunda tristeza que tiene al saber que su hijo no tiene ningún amigo, etc. Explica que una vez su hijo le pidió hacer una fiesta del pijama, a lo que respondió que sí, pero a la hora de preguntarle a quién invitaría, no hubo respuesta porque no tenía nombres que dar, no tenía amigos…

No entiende el porqué de la situación, no tiene una solución que dar y tampoco ninguna respuesta a las preguntas que se plantea. Habla de su hijo de lo inteligente que es y del gran sentido del humor que tiene, es un padre que quiere a su hijo y lo quiere ver feliz, por lo que no es extraño que pida la empatía de todo el mundo y especialmente de los niños. Sabe que los compañeros de clase no han sido crueles con él abiertamente, pero sin darse cuenta lo han rechazado y excluido, por lo que se ha quedado solo.

Carta por Christopher

La carta que podéis leer aquí, es extensa y emotiva, en las redes sociales ha calado y muchas personas han reaccionado, evidenciando que han empatizado con la situación, basta con decir que se ha compartido más de 53.000 veces. Pero no sólo se han hecho eco las redes sociales de la carta de este padre, también otros medios de comunicación, muchos niños han expresado a través de sus padres que quieren escribir al pequeño Christopher y decirle que les puede considerar su amigo, un gesto amable y desinteresado fruto de la empatía y la concienciación del problema.

Pero lo que no nos queda muy claro es si los padres y los niños compañeros de clase han comprendido el mensaje y reaccionado como se esperaría, en todo caso, es posible que se sientan avergonzados y su comportamiento en adelante sea otro, facilitando la integración del niño autista. Además de la carta de un padre de un niño autista, os recomendamos leer los comentarios, todo ayuda a realizar una profunda reflexión sobre la educación que damos a nuestros hijos y por qué es necesario fomentar en ellos la aceptación de las diferencias.

Fotos | Bob Cornelius

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...