Campaña de Constantes Vitales para prevenir los atragantamientos

Recientemente se lanzó una campaña de Constantes y Vitales para prevenir los atragantamientos, en ella se informa de quiénes tienen mayor riesgo de sufrir un atragantamiento, qué precauciones se pueden adoptar, qué maniobras se deben realizar en el caso de que un niño se atragante, etc.

Evitar el atragantamiento en niños pequeñas

Constantes y Vitales, la campaña de Responsabilidad Corporativa de laSexta y la Fundación AXA, ha puesto en marcha una campaña para prevenir los atragantamientos, la tercera causa más común de muerte en nuestro país. La campaña se presenta en unos días señalados como las festividades navideñas, donde la comida es protagonista.

Todo el mundo es susceptible de sufrir un atragantamiento, pero hay segmentos de edad que son más propensos y vulnerables, los niños de entre 1 y 4 años, los niños de 11 años y personas de la tercera edad. A estos grupos hay que sumar quienes sufren esclerosis múltiple, Parkinson o disfagia, entre otros problemas que provocan que la coordinación del sistema neuromotor no funcione correctamente a la hora de tragar.

El atragantamiento no parece un problema grave, pero lo es, basta con dar un vistazo a las cifras de muertos para darse cuenta de ello. Según los últimos datos disponibles pertenecientes al año 2015, más de 1.900 personas murieron por atragantamiento, es decir, cada día del año murieron más de 5 personas. Aunque no sólo Constantes y Vitales lanza advertencias sobre este problema, recordemos que cada año la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) lanza una advertencia sobre el riesgo de atragantamiento en los niños por las uvas de Nochevieja, haciendo especial hincapié en el peligro que supone tomar las uvas a los menores de 5 años.

El caso es que es posible reducir el riesgo de atragantamiento en los niños pequeños con una serie de medidas que no son complicadas de adoptar, por ejemplo, evitar que consuman frutos secos, que jueguen con juguetes pequeños que se puedan llevar a la boca, vigilarlos atentamente durante la comida a pesar de que ésta se haya preparado para evitar el atragantamiento, y cuidar la postura que adoptan los niños durante las comidas.

Constantes y Vitales recomienda informar y educar a la población sobre este riesgo y en especial quienes están en contacto con niños pequeños, seguir consejos como los comentados y aprender a realizar maniobras de primeros auxilios como la maniobra de Heimlich, puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Claro que, dependiendo del segmento de edad, esta maniobra no se puede utilizar, es el caso de los menores de un año. En caso de atragantamiento se deben alternar 5 golpes en la espalda con 5 compresiones torácicas, procedimiento que podéis consultar aquí.

En el vídeo que os dejamos a continuación podéis ver algunos consejos para evitar el atragantamiento, de la mayoría de ellos ya hemos hablado en Pequelia en otras ocasiones, no consumir frutos secos hasta los cinco años y empezar a consumirlos triturados, extremar la precaución con los caramelos redondos y pequeños, tener cuidado con las salchichas y cortarlas a lo largo y nunca en rodajas, no dar nunca uvas enteras a los niños, etc.

Con esta campaña se pretende concienciar a la población de los riesgos de sufrir un atragantamiento, lo importante que es adoptar las medidas preventivas y saber actuar en el caso de que se produzca. Como decíamos, en las fechas navideñas la comida, los dulces y los juguetes son los elementos estrella, y también los de mayor riesgo de atragantamiento, merece la pena que accedáis a este enlace de Constantes y Vitales e informaros un poco más sobre el tema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...