¿A qué edad pueden empezar utilizar WhatsApp los niños?

WhatsApp es una aplicación habitualmente utilizada por los niños de entre 11 y 14 años, pero su uso se adelanta cada vez más, los niños que reciben su primer teléfono inteligente han oído hablar de este sistema de mensajería instantánea y quieren utilizarlo. No hay que negarse, sino enseñarles y educarles sobre el uso correcto que deben darle, así cuando sean más mayores conocerán bien los riesgos que puede encerrar y utilizarán la aplicación con seguridad.

Aplicaciones para el teléfono móvil

Casi el 80% de los niños con edades comprendidas entre los 11 y 14 años utilizan WhatsApp, como ya sabéis, se trata de una aplicación que, aunque se define como un sistema de mensajería instantánea para los smartphones, se puede decir que es también una red social, ya que se pueden crear grupos, enviar archivos de imagen, vídeos, etc. El uso de WhatsApp entre los niños está muy expendido y cada vez a una edad más temprana, algo lógico teniendo en cuenta que los menores reciben su primer teléfono móvil a una pronta edad.

Los niños a partir de siete años a los que les han regalado su primer teléfono ya saben qué es WhatsApp, al menos tienen una noción básica, posiblemente porque se lo han contado sus amigos o han visto a sus padres utilizarlo. Es muy probable que estos niños pidan a sus padres que les instalen la aplicación, pero ¿a qué edad pueden empezar utilizar WhatsApp los niños? Pues merece la pena aprovechar la oportunidad para enseñarles cómo se utiliza correctamente y de forma responsable, evitando los riesgos que encierra esta aplicación. De este modo, acompañando a los niños en el uso de la aplicación cuando sean más mayores, se habrán acostumbrado a seguir una serie de normas que además comprenderán mucho mejor.

WhatsApp se convierte en algo increíble para los niños, pueden comunicarse con sus amigos rápidamente y compartir información, pero la rapidez es un riesgo, hay que pensar bien qué es lo que se envía a través del teléfono móvil. No reflexionar puede provocar que se termine compartiendo un texto o una imagen de la que se podrán arrepentir, por ello, una regla básica es pensar en lo que se pretende compartir.

Hay que hacer entender a los niños que esta aplicación les puede hacer perder intimidad, ya que las personas con un teléfono móvil pueden entrar en su perfil, ver la fotografía, a qué hora se conectó por última vez, etc. Claro, que esto se puede evitar si se activa la opción ocultar información, algo necesario cuando se instale la aplicación en el teléfono de los niños, explicándoles además por qué debe ser así.

Una fotografía, un comentario, etc., se puede compartir en un grupo, esta información podrá ser vista por terceras personas a las que los niños no conocen de nada, ya que cualquiera de los amigos que comparten grupo pueden reenviar esta información, sea por un despiste o de forma malintencionada, pudiendo causar problemas al niño que envió el mensaje, de ahí que se haga tanto énfasis en hacer entender a los niños que tienen que pensar y meditar sobre lo que desean compartir.

Como explican aquí, la aplicación es además una herramienta que se puede utilizar para el acoso, la difusión de imágenes, mensajes o calumnias, puede afectar de forma significativa al niño que lo sufre, aunque esto ocurre cuando son más mayores. Por ello, no hay que negar a los niños la instalación de la aplicación, sino orientarles y conducirles hacia un uso seguro y responsable. Por cierto, en el caso de sufrir algún tipo de acoso, los mensajes no se deben borrar, ya que son una prueba ante la ley, en el caso de que sea necesario que intervenga.

Los padres utilizamos frecuentemente la aplicación, ya hemos hablado anteriormente sobre los grupos de madres, padres, colegios, etc. WhatsApp se convierte entonces en un foro que usado correctamente es una herramienta muy útil, pero también puede ser un medio para la discusión, las críticas, etc. De ahí que quizá esté cobrando popularidad la aplicación Qids, una app para crear grupos de padres que evita algunos problemas asociados a los grupos de WhatsApp, merece la pena que, como padres, leáis este post y valoréis su uso. Precisamente, al ser conscientes de los problemas asociados a WhatsApp, podemos enseñar y educar a los niños sobre su correcto uso, con la mayor seguridad posible.

Foto | Microsiervos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...